jueves, 14 de julio de 2016

MONEY MONSTER (2016), de Jodie Foster

Un profesor de Economía de Empresa, hace ya unos cuantos años, me dijo que no me fiara de nadie en los asuntos bursátiles. “No creas a nadie que dice que entiende de Bolsa. Nadie entiende. El que te lo diga, miente como un bellaco”, afirmaba. Y sé que aquello fue, además de una buena enseñanza, un buen consejo. La Bolsa es un juego financiero de riesgo bastante volátil al que se le achacan más culpas de las debidas e, incluso, hay algún incauto que se alegra de sus bajadas sin caer en la cuenta de que gran parte de los planes de pensiones privados que muchos tenemos suscritos dependen de la marcha del IBEX 35.
Pero no solo es eso. También es un indicativo del dinamismo de la inversión o de la estática que puede producir. Otra cosa es que algunos, muchos, de los individuos que están metidos en la cotización, índices y demás zarandajas bursátiles estén corruptos hasta la médula y, por supuesto, traten de sacar tajada de todo ello sin importarles las consecuencias en las vidas de cientos de pequeños inversores que han puesto sus esperanzas en algo que, sustancialmente, no es un buen negocio para ellos. Y ése es el otro lado de la moneda. Hay unos cuantos que se han empeñado en invertir todo su dinero en ello y, cuando han perdido, no entienden cuándo ha podido pasar, ni por qué…sencillamente porque nadie les da una explicación inteligible. Un signo también de la ingenuidad y de la falta de previsión de esos pequeños inversores que, de la noche a la mañana, perdieron cuanto tenían…tal vez porque algún supuesto experto les recomendó que pusieran su dinero en manos de determinado valor. Ambas partes tienen su responsabilidad. Al igual que la tiene el depositario de esos ahorros.
Imagínense que uno de esos pequeños inversores, perjudicados y hundidos, secuestra al supuesto experto amenazándole de muerte y queriendo tan solo una explicación lógica a la desaparición de su dinero. No pide mucho y los economistas y “expertos” tienen una tendencia enfermiza a explicarlo todo con términos que suenan a idioma de los Urales para la gran mayoría. Todos opinamos sin saber, sencillamente porque el derecho de la opinión se ha opuesto radicalmente al derecho del entendido y más aún en un negocio donde no hay entendidos. Así que no hay más remedio que llevarlo todo a las últimas consecuencias para dejar bien claro el tamaño del fracaso más rotundo. Lo demás es solo una fachada que se esconde tras el monstruo del dinero.
Aceptable la dirección de Jodie Foster en una historia que, en algunos momentos, parece bastante increíble pero en la que se siente el mimo en la dirección de actores con excelentes interpretaciones de George Clooney y de Julia Roberts, con algunos pasajes de cierta altura combinados con otros de ingenuidad patente y con una actuación discutible de Jack O´Connell aunque reconociblemente trabajada. En cualquier caso, no deja de ser una entretenida fábula sobre los desgraciados, sobre el sensacionalismo periodístico que tanto daño hace a la libertad, sobre la honestidad escondida, sobre el engaño continuado, sobre la pantalla de un vocabulario falso y denso, sobre la seguridad de que ningún negocio, por preclaro y evidente que sea, va a preocuparse de la persona que hay detrás. Más que nada porque el negocio solo admite números y los números, por mucho que se les dé la vuelta, jamás podrán llegar a ser personas. 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Aqui anda esperando el embarque para mis ansiadas vacaciones y cono esto de la espera desespera no se me ha ocurrido otra cosa que pasarme por mi rincón favorito (el otro favorito esta temporalmente suspendido de funciones), que con tanta tarea previa al despkazamiento lo tenía abandonada. Y me encuentro con otra semana mágica, Wilder, Marty...lo próximo Coppola?
Ek caso es q sobre lo q leo de este estreno, q no pude ver a tiempo, entresaco un par de cosas q me parecen comentables. Ya he leudo por ahí alguba cosa q habla de uba peli entretenida, rápida e interesante...lo q parece mucho pero no lo es tanto, es como decir :"psche no está mal, tampoco he tirado el dinero".
Y de lo q tu cuentas saco una sensacion similar, pero leyendo saco un par de conclusiones ...vitales q no cinematográficas. Ka cuestion de si es increible lo q se cuenta...mmm...por la premisa seria aceptable...si nos creemos el equivalente hispano de " El desconocido". Otra cosa es el seguidismo ignirante del "experto" fibancieroy ahi estamos en ka realidad absoluta...la promesa del dinero facil sin esfuerzo es lo mas tentador de nuestra sociedad del siglo XXI...tanto comp acusar a los demas de nuestros propios errores.

Abrazos al alza

Carpet

César Bardés dijo...

Mis reparos van dirigidos,sobre todo,al desarrollo de la historia que no resulta demasiado creíble. La premisa sí me la creo,igual que me la creí en "Mad City". Lo que más me gusta de la película,aparte sus interpretaciones,es que dispara al poder financiero,desde luego,pero también al tipo que se pone a invertir todo su dinero sin tener ni idea de dónde se mete basándose tan solo en el consejo de un supuesto experto que,además,ya en sus formas resulta ridículo,sensacionalista y puro espectáculo televisivo en su forma más vergonzante. Eso,aunque duela mucho decirlo,también es causa de muchos de los problemas que nos asolan hoy en día. La película está bien y ya está y asusta pensar lo que podría haber sido en manos de Billy Wilder en lugar de la justita de Jodie Foster.
En cualquier caso,no está mal. Se puede ver.
Abrazos en una bolsa.

dexter zgz dijo...

Eran otros tiempos. La grandeza de "Ace in the hole" ("El gran carnaval" para que se enteren los profanos de que estamos hablando) es que además de ser muy bruta se adelantó 60 años a lo que nos está pasando ahora. A mí la premisa de esta peli de la Foster me parece muy interesante y me recuerda, sin haberla visto, a esa otra peli de Tosar "El desconocido", un thriller de la pasada temporada bastante apañao pero con algunas lagunas también. Supongo que es un poco arriesgado juntar a dos estrellones de la talla de George y Julia en una película con mensaje tan intenso, pero Julia y sobre todo George pueden con eso y más. Una pena lo que dices de Jack O Connell porque es un chico que parece que promete bastante, al menos después de verle en "Invencible" y sobre todo, sobre todo en "´71".

Abrazos en verde

César Bardés dijo...

Por supuesto que "El gran carnaval" es el referente y se adelantó en muchísimos años lo que contaba. Quizá no sea precisamente muy igual a esta película porque creo que las intenciones, si bien en situación son parecidas, son distintas. En todo caso, sí tiene más parecido con "El desconocido" y también con "Mad City". O´Connell ya digo, me parece discutible en algunas de sus actitudes y expresiones aunque reconozco que el chaval se lo ha currado, tal vez en dirección equivocada, no lo sé. En cualquier caso, vuelvo a decir que es una película que está bien y ya está. Aprobado justito.
Abrazos con chaleco de explosivos.