jueves, 9 de abril de 2015

FOCUS (2015), de Glenn Ficarra y John Requa

Cuando alguien se dedica al mundo del timo, a ese pequeño arte que siempre consiste en distraer por un lado mientras se saca el billetero por el otro, es posible que llegue un momento en que no se pueda distinguir qué es timo y qué es vida. Tal vez porque el timo es pura vida, es bordear el límite, es saborear lo que otros nunca han saboreado. O puede que sea porque la vida es un timo, es una jugada en la que siempre se apuesta a doble o nada y, por lo general, está condenada a ser descubierta con un guiño a destiempo, con un falso movimiento, con el imprevisto del azar en un juego en el que no caben los sentimientos.
Y es que todos somos potenciales víctimas de unos tipos que deambulan con los dedos dispuestos y la sonrisa y el encanto como únicas armas. Hay que desconfiar de aquel que intenta convencerte de algo. Lo malo es que llegará un momento en que no se podrá distinguir al que trata de convencerte del que trata de estafarte miserablemente. En el fondo, importa poco. Todos hemos sido estafados alguna vez. Sobre todo si se habla de amor.
La elegancia es algo que se lleva en la sangre. No se puede aprender, ni tampoco fingir. Los movimientos deben ser precisos y seguros. El primo nunca debe ver vacilaciones. Solo confianza, más que nada porque está deseando confiar en alguien. Y ahí es donde entra el maestro y el alumno aprende porque cada instante es un timo, es un intento de robar un minuto al destino con los bolsillos bien llenos para tener muchas cosas que el común de los mortales no llega a tener nunca. Existen golpes pequeños, golpes un poco más grandes y golpes pensados desde hace años, originalidades que a uno se le ocurren como quien no quiere la cosa. Y hay que morir con la mentira en los labios. Si no, es muy posible que pillen al gancho, a la sombra y al cerebro.
Película realizada con cierta clase que encierra en Will Smith, comedido en sus amarguras, y en Margot Robbie, algo más que una chica rubia con la que pasarías el fin de semana de tu vida, sus mejores bazas, Focus es un curso acelerado de timo y derivados que recuerda vagamente aquella Harry dedos largos, de Bruce Geller con James Coburn dando clases exclusivas para carteristas. Solo que ésta es más trepidante, más interesante, llevada con buen ritmo y algún que otro respiro y, sobre todo, con alguna dosis de inteligencia. Todo es como un buen engaño llevado a cabo con la complicidad del espectador que está deseando confiar en la película y acaba siendo el primo de turno en el mejor sentido de la palabra. Y esta vez hay sobriedad y retales dispersos de buen estilo lo que hace que el timo, en esta ocasión, resulte un disfrute.

Así que ahora que han leído la mayor parte del artículo, les diré algo. No vale nada. Es una repetición de cosas mil veces vistas, con dos intérpretes tan prescindibles como la nieve en pleno verano. Tanto es así que más vale que se acerquen por sí mismos a comprobarlo. Les aseguro que saldrán decepcionados. Valiente tontería. Una pareja de timadores profesionales que se enamoran. Como si no hubiera ya suficientes estafas habidas y por haber en el cine. Si no que se lo pregunten a Paul Newman y Robert Redford. ¿Saben ya por dónde van los tiros o nos lo jugamos a doble o nada? 

8 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Jajaja, nos has timado, yo llegué a pensar que merecía la pena por algo más que por ver la siempre agradable presencia de Margot. O no, lo mismo el timo es que creamos que no merece la pena ver a Margot, o que lo que no merece la pena es ver "El golpe".
Si, soy un primo que ya no sé que pensar, lo mejor es que no juegue y así no resulto engañado...o si acaso que espere a verla en un pase televisivo que al menos no me cobrarán el 21% de Iva que eso si que es de trileros.

Abrazos incautos

César Bardés dijo...

Pues de eso se trata, de que adivinéis de qué va el artículo. Si me conocéis y me habéis seguido lo suficiente, sabréis si me ha gustado o no.
De todas formas, daré una pista. De lo que no va es de decir que "El golpe" no merece la pena. Jamás me verás decir algo en contra de esa película.
Abrazos con el foco.

dexter zgz dijo...

Yo tampoco me entero ¿ Paul y Robert se enamoraban? ¿Y quién dejó embarazado a quién?

Lo cierto es que los antecedentes de estos dos tampoco hacían albergar muchas esperanzas. "Te quiero Philip Morris" se hacía bastante insoportable sobre todo porque Jim Carrey se venía arriba por momentos. Y "Crazy, stupid love" hacía honor a su nombre y era bastante estúpida, por mucho Ryan Gosling que saliese luciendo palmito.

Yo me la jugaría en estos momentos con un transversal sobre timos, aunque fuese un poco hacerme la competencia. Y sigo con "Nueve reinas", donde Darín y Gaston Pauls toman el relevo de Paul y Robert. O con Michael Caine y Steve Martin en "Un par de seductores" tomando el testigo de Brando y Niven. O la banda de Ocean tomando el relevo del Rat Pack. Por supuesto, nuestra representante castiza sería "Los tramposos". También "made in Spain" nos encontramos con "Incautos". De timadores iba, claro "Los timadores" de Frears o "Luna de papel" de Bogdanovich. O esa otra de las más notables del último Ridley "Los impostores". Mark Ruffalo perseguía a una panda de magos sospechosos en "Ahora me ves" y hasta ahí puedo leer. Tenemos también a Scarlett Jonhanson intentando desemascarar a Hugh Jackman en "Scoop" o a Colin Firth haciendo lo propio con Enma Stone desde el observatorio en "Magia a la luz de la luna" por poner algo de Woody. Por cierto que esta última parecía más bien un remake oficioso de "Las 3 noches de Eva" con la Stanwick engatusando al pobre Henry Fonda.

Abrazos embaucadores.

César Bardés dijo...

De hecho, de parecerse a alguna, se parece más por textura e intenciones a la banda de Ocean de Soderbergh y Clooney que a la de Newman y Redford.
No te enteras de nada, Dex. Newman dejó embarazado a Redford y por eso no volvieron a rodar ninguna película juntos. Joer, es que hay que explicároslo todo.
Cierto es que la filmografía anterior de Ficarra y Requa es bastante prescindible. Vale, os diré algo pero solo para satisfacer vuestras ansias insaciables de curiosidad. Aquí lo hacen un poco mejor.
Y ver a Margot Robbie, sí, es bastante agradable.
En cuanto al transversal...me suena que ya lo hicimos en otra ocasión no? Pero vamos creo que lo has clavado, Dex, porque entre la alergia y los cotilleos, no se me ocurre ninguna más. Me declaro derrotado.
Abrazos con sorpresa dentro.

CARPET_WALLY dijo...

Pues a mi "Crazy, stupid love" no me parece tan estúpida. Quizá sea una comedia más e nuea hornada y un final obviamente demasiado blanco, pero creo que tenái buenos momentos y sobre todo buenos actores: Gosling, Carrell, la Tomei, la Stone...
Y algún hallazgo interesante en el guión, como el de la primera vez entre Gosling y Stone y ese no dejarse llevar por la pasión y atender a otras necesidades comunicativas. O el guiño con la lluvia y Carrell lamentandose con un "Que cliché".
En fin que lo mismo fui timado.

A mi este "Focus" me suena a la que acabas de mencionar "Ahora me vez" un juego de engaños bien adornado que a nada que rasques te quedas con que todo era esmalte, aun así relucía y hasta te entretenías mirando.

¿Mas timos?, pues no se si has dejado muchas, salvo que empecemos a brir la mano y consideremos que Sean Connery y Michael Caine timaban a los Kifiristanís haciendose pasar por reencarnaciones de Sikander en "El hombre que pudo reinar" o a Tom Ripley haciendose pasar quien no es en "El talento de Mr Ripley".

Y es que habría que aclarar si timo y estafa es lo mismo o no, porque asi podríamos incluir a Bale, la Adams, Yenni y Bradley en "La gran estafa americana" o a Mathau y Lemon "En bandeja de plata". Y si dexcidimos que es casi lo mismo tendremos que determinar que el verdadero experto es Leo Di Caprio, que lo mismo falsificaba pasta, que se inventaba varias vidas en "Atrapame si puedes", como que se forraba y se ligaba a la propia Margot Robbie en "El lobo de Wall Street".

Abrazos de verdad...

César Bardés dijo...

Bueno, pues ya que hablas de "Atrápame si puedes" podemos hablar de su película-referencia que no es otra que "El gran impostor", de Robert Mulligan con Tony Curtis llevando una vida muy parecido a la de di Caprio. Otro que tal baila es, abriendo mucho la mano, es Robert de Niro timando a su compañero de golpe Edward Norton en "The score". También podríamos meter el otro lado de la baraja con George Clooney descubriendo a auténtico timadores de la salud en "Michael Clayton" (por cierto, una película que cada vez que la veo, me gusta más) y ya que estamos con Tony Gilroy podríamos decir que una pareja de timadores profesionales son Clive Owen y Julia Roberts en la más que aceptable "Duplicity".
Yo es que creo que "Crazy, stupid love" es...pues eso, intrascendente, una cosa bastante insípida aunque sí puede tener momentos majos, salvados, como bien dices, Carpet, por los actores que hay dentro.
Digamos que "Focus" es en plan "Ahora me ves" pero menos a lo grande. No hay atracos como tal. Son timos...y debo decir que hay uno que está bastante bien pensado porque apela a tácticas publicitarias que tanto a Carpet como a mí nos tienen que sonar bastante.
Abrazos de golpe.

CARPET_WALLY dijo...

Bueno es que esto de la estafa y el timo es algo para lo que hay que tener bastante manga ancha...
Se podría decir que hay timo en "El tercer hombre" o al menos engaños a incautos, y aunque no lo sean el juego de engaños e "lahuella" también es considerable.
Es probable que lo de ganar en el casino haciendo trampillas sea otra forma de timo y por tanto aceptar "21, Black jack".

Y por ahí estaba Edward Burns y Rachel Waistz timando al contable de Dustin Hoffman en "Confidence".

Abrazos sin engaño

César Bardés dijo...

También hay algo de timo en "Rounders", por cierto una excelente película. Podríamos considerar timo lo que recientemente hacen Ben Affleck y su querida Rosamund Pike en "Perdida", sobre todo ella que se pasa toda la película timando a todo el mundo. Timo es lo que perpetra Gene Hackman cada vez que Sam Rockwell y Rebecca Pidgeon piden su oro en "El último golpe"...por cierto, Mamet es un filón. Timos es lo "La trama", timos a mogollón (y ésta sí entraría de lleno en el terreno de "cine de timadores") es lo que hay en la estupendísima "House of games" y "El día de los tramposos" tiene timadores en catálogo.
Abrazos sin nada en las mangas.