miércoles, 18 de marzo de 2015

EN TERCERA PERSONA (2012), de Paul Haggis

Un escritor oye voces, vive a través de sus personajes porque todos y cada uno de ellos emana de él y de sus propias experiencias personales, siente cosas mientras escribe, se enfrenta a sus debilidades, a sus manías, a sus fracasos y también a sus triunfos. En ese camino hecho de tinta y papel, de pantallas siempre iluminadas, de móviles siempre funcionando, de pasiones siempre vividas a medias, de frases hechas y aún por hacer, hay siempre un final que se conecta con la más íntima de las verdades, sea cual sea. Eso hace que lo que se escribe merezca la pena o sea tan solo un ensayo más de frustraciones y desengaños, un regodeo en el fango que nunca acaba más que cuando se termina el folio. Lo escrito es el espejo que nunca devuelve la imagen.
En todas sus historias hay algo de lo vivido y de lo sentido porque solo así el escritor podrá idear preguntas y respuestas que puedan parecer creíbles al lector. Y ahí está la diferencia entre el que escribe algo inútil y el que está dando a luz algo que realmente merece la pena. No solo hay que ser creíble. Hay que ser verdad. Hay que poner algo de lo más íntimo, que solo se puede expresar a través de los sentimientos, en palabras y acercarlo de tal manera que se haga real, tangible, auténtico, cercano, único. Tal vez porque distintas personas reaccionan de distinta manera ante una pérdida, o ante un amor, o ante un fracaso total y todas ellas son apasionantes porque el viaje más fascinante que se ha emprendido nunca es el interior, el que se hace a través del complejo bosque de sensaciones, de miradas, de risas y lágrimas, de verdades y mentiras. El escritor miente pero siempre dice algo que es verdad. Dice la verdad pero todo lo recubre de una capa de mentira. Y, a menudo, es difícil distinguir la delgada frontera de lo real y de la ficción.

Paul Haggis realiza este intento pirandelliano con mimbres de auténtica clase pero, en algunos momentos, le falta algo de pegada. Lo hace con una precisión milimétrica aunque, en algún punto, parece como si se le deslavazara todo el conjunto. Ambicioso con un nuevo retrato de vidas ficticias en colisión con su propio creador, Dios jugando a contar una historia que se escapa de las ideas. Hay buenos trabajos con Liam Neeson como hace años que no se le veía o Mila Kunis en plena cuesta abajo con una vida que se pone siempre en contra. Y todo es porque, en el fondo, lo que se busca es una excusa. Para sobrevivir, para seguir adelante a pesar de la desgracia tan terrible, para tener algo en lo que pensar en un mañana que nunca llega, para demostrarse a sí mismo que la siguiente respiración merece la pena…respuestas vitales en una permanente cuestión sobre la utilidad de vivir cuando todo se ha derrumbado. Y todo sale mientras se pone una narración en tercera persona, se crea desde la desgracia para seguir en una memoria que resulta opresora. Y todo siempre conduce hacia un fracaso existencial de tal calibre que no se puede reflejar en un papel que espera desafiante. Y eso aumenta la sensación de fracaso. “Mírame”, dicen las voces desde la penumbra. Y cuando uno se vuelve y  mira, no hay nada. Solo el recuerdo. Solo la sombra de lo que hemos sido y que nunca, por mucho que escribamos, volveremos a ser. 

12 comentarios:

dexter zgz dijo...

Paul Haggis, ese hombre. Lo conocimos cuando escribió "Million dollar baby" para Eastwood que ciertamente no me parece que pese a los premios esté entre lo mejor de tío Clint, y ahí si quieres podemos entrar en consideraciones que ya ves que hoy he venido con ganas de marcha. Después vino "Crash", una peli que se ve mejor a años vista porque en su día pienso que el efecto Oscar, un Oscar que nadie esperaba, le pasó factura (yo ese año iba con los periodistas de George Clooney antes que con los vaqueros de Ang Lee). Tras ello volvió a los guiones con "Banderas de nuestros padres" que tampoco me parece de los mejores Eastwood, primero porque palidece un poco ante su reverso "Cartas sobre Iwo Jima", y segundo porque más que la mano de Haggis como guionista pesa la mano de Spielberg como productor. "Quantum of solace" me descolocó más que nada por el giro que le dio al personaje de Bond la elección de Daniel Craig, hoy totalmente asumida por mi parte.

"En el valle de Elah" me parece con mucho lo mejor que ha hecho el fulano hasta hoy. Curiosamente, me parece una peli más Eastwood que las otras dos, hurgando un poco en la herida del orgullo USA que ahora tanto está purgando el propio Clint tras el estreno de "American Sniper". Y lo de Tommy Lee Jones y Susan Sarandon me parece de otra galaxia. "Los tres últimos días" me pareció una pérdida de tiempo y de dinero directamente.

Y en estas llega esta nueva película que a mí en principio me atraía por la estructura de historias y por el reparto. Las pésimas críticas me habían echado un poco para atrás pero después de leerte intuyo que quizá tenga un margen. Lo de Mila Kunis cuesta abajo no lo he entendido ¿te refieres al personaje o a la actriz?

Abrazos en primera persona

César Bardés dijo...

La Luna tiene estas cosas, que nos colocan con ganas de marcha.
No entiendo que no acabe de gustaros "Million Dollar Baby" porque a mí me parece una película excelente. Vale, de acuerdo, nunca la nombraría como una de las obras maestras de Clint (ahí se quedan "Sin perdón" y "Mystic river") pero me parece que es una película muy buena. Recuerdo que competía aquel año con "El aviador" y, la verdad, con todos los respetos hacia el cejas, "Million Dollar Baby" me pareció mucho mejor y contiene muchas cosas que engloban al mejor Clint (eso no quiere decir que estén dentro de la película pero sí muchas de sus constantes que tanto nos han encantado en otras ocasiones).
Me haces un poquito de trampa, amigo. Paul Haggis también escribió al menos la mitad de "Cartas desde Iwo Jima" y a mí, sinceramente, "Banderas de nuestros padres" no me parece en absoluto una película mala. Es más, es una película que engrandece su reflejo que es "Cartas".
En cuanto a lo de "Crash"...la pusieron a caldo porque todo el mundo quería que ganara la de Ang Lee y, sinceramente, me parece una película muy superior, muy desoladora y muy apreciable. No entiendo esas críticas tan tremendas que hay e incluso veo gente que dice cosas como "Hoy he visto Crash...la buena, la de Cronenberg"...pues vale.
En lo que sí estoy de acuerdo es que "En el valle de Elah" es lo mejor que ha hecho como director y de lo mejor como guionista. Ahí todo funciona muy bien, funciona su desolación, su misterio, su verdad y su intriga. Y no solo Tommy Lee Jones y Susan Sarandon dan un par de lecciones sobre cómo actuar y eso...sino que Charlize Theron hace uno de sus mejores papeles.
Digamos que "En tercera persona" es una película curiosa por cómo está planteada. Creo que Haggis quiere hurgar en el universo de la creación a través de la confusión y el espectador tiene que discernir entre verdad y mentira, y darse cuenta de qué es lo que inspira a alguien a ponerse delante de la pantalla de un ordenador y escribir un montón de tonterías o un montón de cosas que merecen la pena.
En cuanto a lo de Mila Kunis, me refiero al personaje. En cuanto a la actriz es de lo mejorcito de la película junto a Liam Neeson (profundo como hacía tiempo que no lo había visto) y, si me apuras, a Olivia Wilde.
En el fondo, fíjate, es una película un poco "nouvelle vague" aunque alguno me acusará de estar pimplado por la mañana temprano.
No es tan mala, no merece haber esperado tres años para su estreno y la idea, hay que reconocerlo, no está nada mal.
Abrazos sin pronombre.

dexter zgz dijo...

A ver, a ver, que no sé si te afecta la luna o el chinchón de buena mañana. ¿Dónde lees ahí que yo haya dicho que "Million Dollar Baby" sea una peli mala? ¿Dónde que lo sea "Banderas de nuestros padres"? He dicho que no están al nivel de Mr Eastwood, pero es que el nivel, amigo, está muy alto.

Fíjate que yo lo de la nouvelle vague lo había leído. Y también he leído por ahí que tiene cosas de Almodóvar (?)Este finde igual cae, aunque antes lo mismo me dejo ver junto a los replicantes.

Abrazos masoquistas

César Bardés dijo...

A ver, Dex, que la dosis de "speed" te está costando cara. En ningún momento (repasa mi comentario) he dicho que yo crea que vosotros pensáis que "Million Dollar Baby" es una película MALA, sino que NO OS GUSTA. Lo digo porque tanto tú como Carpet lo habéis expresado por aquí en otras ocasiones aunque creo que tu gusto ha variado un poco porque antes te gustaba más.
Yo creo que ambas películas sí están al nivel de Clint, contienen elementos propios de su cine, están bien hechas, están bien narradas, impresionan, impactan y tienen ese toque lírico tan fordiano que hace a Eastwood tan diferente de los directores adocenados que tenemos asediándonos. Eastwood también ha hecho películas malas "J.Edgar" por ejemplo y ésa sí que no está a su nivel. Una de las cosas que debería mejorar el amigo es llamar a otro maquillador, en cuanto tiene que envejecer a algunos de sus personajes la cosa se desmorona bastante. Yo lo de Almodóvar...no lo veo tanto, fíjate, pero puede que mi opinión sea de usar y tirar. Hay tanto gurú suelto que habla tan bien...
Abrazos sádicos.

dexter zgz dijo...

A mí sí que me gusta "Million Dollar" Creo que tanto Carpet como yo hemos expresado aquí que se sobrevaloró un poquito en su día. Pero vamos que ya le gustaría haber hecho esa a cualquier pelagatos de esos que ruedan hoy por ahí.

Creo que lo que te ha afectado definitivamente es lo de Paul Thomas Anderson.

Abrazos viciados

César Bardés dijo...

Bueno, vale, pues aceptamos "Million Dollar Baby" como que está bien y punto.
Lo de Paul Thomas Anderson...hablamos el viernes, que mañana tengo que abrir el regalo que me prepara mi señor retoño y además tengo una movida algo surrealista.
Abrazos con guantes de seis onzas.

CARPET_WALLY dijo...

Rapido que se van a cargar mi ordenador en breve y voy a quedar como Wolf penando sin conexiones por tierras perdidas. Se supone que a ultima hora de la mañana tendré posibilidades de llegar otra vez hasta aquí.

Ganas tengo de ver la peli, lo que no sé es de donde sacar el tiempo, que llevo unas semanas sociales que me dejan poco margen y menos para ver una "nuvel vag" como la que anunciais...pero me apetece por eso de que la hayan puesto a parir tantos. Y sale Olivia Wilde en tetas, que es un reclamo, las cosas como son.

"Million Dollar Baby" como dice dex, no es que digamos que es mala, ni mucho menos, sino que a mi me parece muy sobrevalorada, uan película que en su momento se dijo que era una obra maestra y que superaba con mucho a "Mystic River" (lo decían muchos, quiza tu no, lobo). Y eso es lo que a mi me molestaba un poco, hasta el punto de minusvalorarla un poco para compensar tanto exceso. Obviamente "sin perdón" y "Mystic.." son obras cumbres y hay otras grandes de Clint que merecen algún altar, "Medianoche...", "Gran Torino", incluso "El francotirador" me parecen excelentes...Y "Million..." también, pero le veo muchos más defectos de los que pme parecerían deseables.

Abrazos a puñetazos

César Bardés dijo...

Es que Paul Haggis va a ser uno de esos cineastas que haga lo que haga, le van a poner a caer de un burro por el efecto "Crash". No sentó nada bien aquel Oscar porque tooooddooo el mundo quería que ganara el pestiño enorme e incomprensible de "Brokeback mountain" (por cierto, ¿hablamos de películas sobrevaloradas?). Será todo lo contrario de esta nueva hornada de Paul Thomas Anderson, Joe Wright o Aronofsky que, hagan lo que hagan, les salvan algo (es la diferencia entre mirar con ansias de sacar algo positivo y mirar con ansias de sacar algo negativo). A mí me parece que, sin ser un Griffith, el tipo cuenta historias buenas, que pueden llegar bien. Y ésta es una buena historia, con defectos (ya digo que, en algún momento, parece que se le escapa el negocio entre los dedos) pero no deja de ser algo bastante arriesgado más que nada por cómo lo cuenta.
Esta discusión sobre "Million Dollar Baby" ya la tuvimos en su día. No, no es una película que sobrepase a "Mystic River" y a "Sin perdón", sin duda. Ahí está el Eastwood más oscuro. Pero aquí sí que podemos apreciar al Eastwood más lírico. Y fue una de las mejores películas de aquel año. Ahora la moda es todo lo contrario, poner a Eastwood a caer de un burro...bueno, pues lo que digo, los críticos caen en las modas y son unos veletas, qué le vamos a hacer. Mejor cogerte a un tipo que tenga una cierta objetividad y valore olvidándose un poco de los nombres y fijándose un poco más en el trabajo que se ha hecho.
Abrazos sin red.

Anónimo dijo...

Deacuerdo con Cesar, como guionista es fantastico, genial y en "en tercera persona"; que es una vuelta de tuerca mejorandola a la preciosa Crash, Haguin demuestra tener algo muy personal que decir.Mejor peli que la ultima del maestro Cronemberg.Saludos a todos.

César Bardés dijo...

Hombre, José Miguel, tampoco hay que correr mucho para que sea mejor peli que la de Cronenberg. A mí sí me parece un buen guionista, que sabe tocar la fibra sensible cuando procede. La apuesta es buena (lo dicho, muy pirandelliana) y está bien. La película tiene momentos que sí que parecen dirigidos con una mano muy firme y en otros...como que se le cae por los bordes, pero hay que reconocer que no es simplemente un intento tonto.
Abrazos enormes.

CARPET_WALLY dijo...

Pues el sábado fui a verla, y te pillo ahora en plena vagancia (¿vacaciones viene de vago o es al reves?) para comentarla en frio.
A mi me sorprendió, y he de decir que como muchos de tus post, este gana mucho una vez que has visto la película y enlazas y descubres tus vericuetos y guiños. Y me corprendió porque leí por ahí que era una película aburrida y que me motivaba tu crítica (esa referencia a Pirandello era muy sugerente). he de decir, que la película será muchas cosas, pero lo que no es, es aburrida. Y si algo hay que reconocerle a Haggis es que dosifica perfectamente la emoción de unas historias que podían ser hasta intimistas en algún momento para dotar de ritmo al conjunto.
Es evidente que la historia de Adrien Brody es con mucho la más floja de todas, fundamentalmente porque es la menos creíble y sus interpretes están bastante por debajo del resto. Aun así, el conjunto no se resiente porque Haggis mezcla bien las historias y les da los tiempos de forma más que correcta.
Estoy de acuerdo en que Neeson, Kunis y Wilde sostienen entre los tres el castillo de naipes con mucha más solvencia e intensidad de lo habitual, sobre todo en el caso de Liam que parecía destinado ya a pegar mamporros y poco más.

Pero la película es importante. Sobre todo en lo que quiere contar y bastante en como lo hace, puede tener algún altibajo, cierto. Puede parecer a ratos algo pretenciosa, pero en general si te dejas atrapar y no es dificil que ocurra, transcurres las 2 horas largas metido en ese misterio de la creación, del peso de la culpa, del dolor y...claro que si, del amor.

Yo le pondría un 7 bastante alto.

Abrazos con limoncello

César Bardés dijo...

Estoy de acuerdo en todo lo que dices y en algo muy importante: el dolor que emana de cualquier creación. Ésa no solo es la clave de la película sino también del mero hecho de escribir,componer,pintar,filmar o construir. El arte es un reflejo de la realidad y en la realidad siempre se halla el amor y,por supuesto,el dolor y esas son las mayores fuentes de inspiración que han movido siempre al hombre y creo que Haggis lo deja muy claro y de forma elegante,aún con sus fallos.
Me alegro de haberte descubierto algo que merece la pena.
Abrazos cálidos