viernes, 20 de febrero de 2015

EL OSCAR ECHA A VOLAR



Dicen los más entendidos en esto del cine que ganar un Oscar es como echarse a volar. El mundo alrededor se desvanece, se aleja y se pierde y los actores, actrices, directores y productores que se llevan la estatuilla a casa van en volandas, como si hubiesen adelgazado unos cuantos kilos en una sola noche de parranda, con sus elegantes vestidos y sus vanidades a punto. El próximo día 22 de febrero hay una nueva entrega y los más numerosos, es decir, los perdedores, tendrán que volver a su mansión en taxi.

Así pues podríamos echar un vistazo a la categoría de Mejor Película Extranjera. Nuestro corazón español nos lleva a estar al lado de Damián Szifrón y su Relatos salvajes, divertida e inteligente antología de fábulas sobre la ira que se esconde en cualquier ser humano. Tiene opciones pero ahí está la polaca Ida, de Pawel Pawlikowski, la historia de una novicia que, justo antes de tomar los votos de monja católica, quiere indagar sobre sus padres judíos que la abandonaron en un convento nada más nacer ante la cercanía de la barbarie nazi. Está rodada en un esplendoroso blanco y negro, con un ritmo y una cadencia bastante lentos pero narrada con cuidado y además tiene una gran baza a favor.y es que Polonia nunca ha ganado un Oscar a pesar de que grandes gurús del cine polaco se han quedado a las puertas como Andrzej Wajda, Roman Polanski, Jerzy Kawalerowicz o Agnieszka Holland.
Como mejor director, me temo que la Academia se va a echar en los brazos de Richard Linklater por la paciencia que derrochó a lo largo de doce años para rodar esa cosa insulsa y sin gracia que se llama Boyhood pero si la justicia desplegara sus alas infinitas el premio debería recaer en Alejandro González Iñárritu por la discutida y discutible Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia) por varias razones. La primera es la excelente dirección de actores de todo el reparto frente a la improvisación recurrente en el cine de Linklater con un puñado de interpretaciones grises como las plumas de una paloma zurita. En segundo lugar, por el despliegue técnico de Iñárritu que no solo es impresionante, sino que en ningún momento llega a chirriar. Y en tercer lugar porque la historia es bastante más interesante, más apasionante y más certera que la de Linklater. Ahora bien, no faltarán los que defiendan a morir a Boyhood más que nada porque el postureo de la independencia coloca a los entendidos en otro status más molón.
En cuanto al mejor actor secundario el premio está muy decantado justamente hacia J.K. Simmons por el papel de maestro tiránico y psicópata de Whiplash, toda una disección sobre el sacrificio del virtuosismo musical. Simmons consigue hacer que la película, más que una historia de aprendizaje, se sitúe en los márgenes del thriller y todo esté bajo la sombra de ese inmenso cuervo que exige más y más por razones que solo el que haya ido a ver la película podrá entender. Será el ganador.
En cuanto a mejor actriz secundaria pondremos nuestras cartas, ahí sí, al lado de Patricia Arquette por Boyhood por esa sufrida interpretación de una madre que tiende hacia la inestabilidad familiar que, por otra parte, no influye en absoluto en el chaval protagonista de la película. A través de los doce años que el director Richard Linklater tuvo que esperar vemos a Arquette envejecer ante nuestros ojos y pasar de una mujer irremediablemente atractiva a una cincuentona pasada de kilos, arrugada por el tiempo y castigada por los errores. El trabajo es meritorio y que la película no sea maravillosa no quita su reconocimiento. También será ganadora con casi todas las papeletas en el bolsillo.
La categoría de mejor actor será de las más competidas porque hay dos claros dominadores: Uno es Michael Keaton en la piel de ese actor inseguro que quiere su ración de prestigio en el hostil mundo teatral de Birdman. El otro será Eddie Redmayne, réplica perfecta del científico Stephen Hawking en La teoría del todo. Ambos serían justos ganadores pero me inclino a pensar que el que irá volando a casa será el propietario de las alas, es decir, Michael Keaton. Aparte de su soberbio trabajo hay dos razones más que apoyan la apuesta. Es un actor veterano, de cierta solvencia, al que no le quedan muchas más oportunidades para obtener el reconocimiento de la Academia. La otra es justo la contraria: Redmayne es un actor joven, con un largo recorrido por delante y con un talento excepcional que le coloca entre los mejores de su generación. Físicamente su encarnación del brillante científico condenado por la esclerosis lateral amiotrófica fue una auténtica tortura y tal vez la Academia lo valore pero Keaton tiene las garras dispuestas para llevarse al calvo de oro hasta la repisa de su chimenea.
Como mejor actriz, la cosa va a estar muy clara. Julianne Moore va a ganar de calle por su papel de enferma de Alzheimer en Siempre Alice. Sin ser una película estupenda, ha sido una actriz que siempre ha dado lo mejor y ya es hora de que le llegue su agradecimiento. Esta va a ser su última oportunidad y lo hace francamente bien. Julianne Moore es la chica que, cuando te mira, sientes que eres capaz de volar.
Por último, llegamos a la categoría de mejor película con tres títulos luchando por hacerse un hueco en una lista para la historia. Una es, desde luego, Birdman, de Alejandro González Iñárritu. Otra es, por supuesto, Boyhood, del ínclito Richard Linklater. La tercera y más tapada es El Gran Hotel Budapest, de Wes Anderson, una película que podría dar la sorpresa a pesar de que no está nominada en las categorías principales. En todo caso, yo me inclinaría por Birdman, más que nada porque, amiguismos aparte, es la mejor película del año. Decir lo contrario no sería justo. Por mucho que duela a los amantes del “soy diferente porque yo lo valgo”.
Llegó la hora de mirar hacia el cielo y ver quién planea mejor sobre las corrientes artísticas, comerciales e industriales de Hollywood. En cualquier caso, no se preocupen si no gana la que ustedes prefieren, este día hay que tomarlo como la fiesta de San Cine y nada más. El resto es pura vanidad. Como un pájaro que vuela, altivo y arrogante, sobre las cabezas de millones de mortales. 

12 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Pues efectivamente hemos casi clavado las opciones. Hay tres muy claras, Simmons, la Moore y la Arquette, cualquier otra cosa sería sorpresón de los buenos. EN el actor tu te decantas por keaton, que obviamente es mi preferencia, pero ya hemos comentado que lo de recrear prersoans reales es muy de la Academia, mucho más si le sumas lo de problemas fisicos, etc Creo que Redmayne lo tiene en el bolsillo.
Y es obvio, tanto Iñarritu como "Birdman" son mis preferidas, tanto más cuanto que pienso que te has quedado corto con el horizonte temporal de mejor peli del año.
Sin embargo en estas dos categorias no veo tan claro el triunfo, lo de "boyhhod" aunque no me guste parece bastante peligroso, pero si hay algo que me anima es que los americanos son menos de postureo y más de cine, lo que pasa es que la peli del mejicano tampoco es muy facil...

Lo veremos.

Abrazos adivinos

dexter zgz dijo...

Vamos por partes que diría aquel. Pienso que al menos este año es uno de los más emocionantes que hemos vivido porque hay categorías que no están en absoluto decididas. Sin ir más lejos la de peli extranjera en la que yo creo que podría ganar cualquiera de las cinco. Es una categoría muy dada a las sorpresas porque da la impresión de que los académicos la votan un poco a pito pito gorgorito. Yo he visto las cinco. El mayor hándicap que le veo yo al triunfo de "Relatos salvajes" es que quizá está demasiado cercano el de "El secreto de sus ojos" que por cierto le ganó a otra película en blanco y negro nominada a mejor fotografía ( la de Szifron podía hacerlo frente a "Ida" la gran favorita). Ojo a "Leviathan" la rusa, para mí la mejor del quinteto, toda una patada en los mismísimos al régimen plutocrático de Putin. La estonia es una película muy del gusto de la academia (me recordó mucho a la bosnia "En tierra de nadie" de Tanovic) con lo cual no sería descabellado pensar en una sorpresa como tampoco lo sería en el caso de la franco-mauritana "Tombuctú" con el tema del yihaidismo tan tristemente de moda. Por cierto, una puntualización, Polanski es un gurú del cine polaco pero nunca ha estado nominado en la categoría representando a su país natal (por esa regla de tres deberías haber incluido a Kieslowski nominado a la mejor dirección y guión por "Rojo").

En cuanto a los actores cantadísimo lo de J. K Simmons. Norton o Ruffalo están magníficos pero lo del señor este es directamente antológico. Ganará la Arquette pero yo se lo daría a la Stone, más que nada por el tour de forcé que el papel de "Birdman" supone para su carrera.

En cuanto a principales, pues sí ganará Juliane Moore, y lo único que siento es que es el típico premio de "porque ya le toca". Lo tendría que haber ganado hace mucho ya por "Las horas" por ejemplo. En cualquier caso creo que si "Still Alice" tiene algo de personalidad es gracias a ella (no solo a ella porque la peli tiene más valores). En cuanto a ellos, me da en la nariz que gana el niño Torres.

Y en mejor película y director, pues mis mejores deseos van para "Birdman" pero me temo que Linklater se llevará los dos. Algo me dice que Iñárritu será el gran derrotado de la noche. Además de que no sé cómo llevarán los americanos que un mexicano gane dos años consecutivos el premio, me da que "Birdman" ha sido ninguneada ya en las nominaciones. Y que no sea candidata en categorías grandes como mejor banda sonora o ¡¡¡ mejor montaje ¿¡¡ ya nos da pistas. Y no se porqué pero me da que el guión original se lo lleva Wes Anderson, cosa que no me disgustaría en absoluto.

Y en cuanto a la quiniela que realmente importa, quién irá la más guapa, pues mi favorita es la de siempre, Naomi, con accésit para Cate Blanchett que tiene que lucirse al entregar premio.

Abrazos dorados

CARPET_WALLY dijo...

Uys, es cierto, el premio importante...Atención a Lupita que también entrega premio y que el año pasado ya iba francamente espectacular. De las nominadas me apetece ver a Marion Cotillard que es la más atractiva y suele ser elegante. estará por ver si entre rosemund Pike y keirah se juegan el título de la peor....

Abrazos rojos alfombrados

César Bardés dijo...

Antes que nada, corrección a la corrección. Polanski sí fue nominado representando a su país por "El cuchillo en el agua". Lo único que se puede objetar al comentario es que, en el momento de la nominación, Polanski no era más que un alumno recién salido de la Escuela de Cine polaca con un par de cortos a la espalda y no un gran gurú.
Siguiente...¿qué deciros? Pues que sí, que tenéis razón, que a lo mejor yo la tengo, que a lo mejor la tenéis vosotros, que puede ganar cualquiera o no. Creo que el premio a la película extranjera está más para "Ida" y creo que a "Relatos salvajes" le perjudica también esta estructura episódica. Sigo apostando como a que "Birdman" gana la película y la dirección se la dan a Linklater (injustamente).
En cuanto al premio "frivolidades" pues no estoy tan al tanto. A veces me sorprenden para bien y a veces para mal. No me arriesgo porque me movería en terreno muy poco seguro.
Abrazos con el Armani puesto.

dexter zgz dijo...

A César lo que es de César. "El cuchillo en el agua" fue candidata a mejor película extranjera. Desde luego, no se puede ser pedante, oyes...

Otra cosa, ayer me acerqué a ver "Foxcatcher". Muy extraño que Bennet Miller esté como mejor director y la película no haya entrado para el premio gordo. Supongo que serán cosas de lo del voto preferencial y eso. Creo como dijiste en su día en el blog que es una película de actores. Me gusta el ritmo con el que arranca la película, muy europeo a pesar de que hable de cosas tan americanas. Lo que pasa es que llega un momento en que ese ritmo se hace cansino y un tema que a mí al menos no me apasionada nada como es la lucha libre no ayuda nada. En cuanto a los actores que es a lo que iba, pienso que la nominación de Ruffalo es totalmente merecida. Creo que Carrell, actor que por otra parte me encanta, está bien pero no sé si le benefician los kilos de maquillaje y protesis que lleva encima. En ocasiones lo veo forzado por ese particular. En su lugar hubiera puesto a Jake, y eso que su peli tampoco me entusiasmó como comenté por aquí

Abrazos olímpicos

César Bardés dijo...

Pues estoy bastante de acuerdo con tu valoración de "Foxcatcher". El principal problema de esta película es que el tema no es que sea algo que tire demasiado. Los actores creo que están estupendos y ese es su gran activo. Por otro lado, creo que el mérito de Steve Carell es estar tan impávido (como debía ser el auténtico personaje) mientras bullen un buen montón de sentimientos por dentro. Yo creo que eso es lo que se ha valorado. Un tío absolutamente reprimido y con un complejo de inferioridad más que evidente que, en el fondo, lo único que desea es ser querido. Y no tiene medios para expresarlo. En todo momento, Carell sabe dar esa imagen de que algo muy oscuro está en su interior y de que desea algo...pero hasta el final no se sabe muy bien el qué.
Lo que me parece de descubrimiento es lo de Channing Tatum, que nunca me ha gustado y que aquí sí que me lo creo. Es verdad que el chico tiene figura de luchador, por otra parte.
Abrazos en llave Nelson.

dexter zgz dijo...

Sí, claro, pillo la idea de que Carrell es un tipo reprimido y que se piensa que el amor que siempre le han negado se compra con dinero( lo de la Redgrave, psche, ir pa ná es tontería). Y creo que más que a veces se plantea una relación filogay más que paterno-filial, que hay mucho roce, tocamiento y llamadas a medianoche por ahí. Pero no sé, lo de la protesis, ya sé que es una tontería pero me distancia. En cualquier caso pienso que es la peor de Miller hasta la fecha.

Abrazos en la nieve

César Bardés dijo...

Pues se admite perfectamente ese toque filogay. Sin embargo, sin spoilear, creo que ese final viene a cuento porque él queda una vez más rechazado de la institución familiar,algo que ha venido probando desde siempre con su madre (quizá precisamente porque tiene inclinaciones homosexuales).
Puede que sea la peor de Miller...pero hay que reconocer que el tío lleva una marcha muy monocorde, sin grande altos ni bajos.
Abrazos con mono de tirantes.

CARPET_WALLY dijo...

Y por fin los pronosticos se cumplieron para bien. Aunuqe creo que es la gala con menos sorpresas que recuerdo. La única era la posble competencia entre "Boyhood" y "Birdman" que se ha decantado, gracias a Dios para el segundo. me sorprende la cantidad de Boyhoodfans que hay en España y que alegan casi de forma sectaria los males de Iñarritu para ensalzar su Linklaterismo. Y lo cierto es que no siempre es por el postureo, hay nombres entre los que alaban a Linklater y su aburrido experimento que veo muy lejos de ir contracorriente porque es lo que se lleva. Y me sorprende además porque si algo bueno tiene "Boyhood" es que es perfectamente aceptable por un americano medio, pero esta lejos de reflejar la vida de un españolito tipo.

Lo de los actores y actrices, estaba más cantado que el "Glory" de "Selma", que a mi me apetecía más la de Adam Levine aunque no me molesta. Desplat por fin se lleva su Oscar y lo de "Big Hero 6" y lo de "Ida" también suena a ya conocido.

Abrazos con pleno al 15

César Bardés dijo...

Esto demuestra que aún hay justicia en el mundo. Hubiera sido terrible habérselo dado a una película como "Boyhood" frente a una película como "Birdman" que, desde luego, es de lo mejor que hemos visto en años. LA ceremonia creo que empezó bien y luego cayó un poco en picado (ahí es donde se ve la categoría del anfitrión y Neil Patrick Harris para un ratito está bien pero no para tantísimas horas).
Hoy respiro más tranquilo. Tampoco he hecho tanto el rídiculo.
Abrazos con un calvo de oro.

dexter zgz dijo...

Coincido en que los Oscars han repartido justicia por una vez y sin que sirva de precedente entre las tres películas más atractivas que andaban en la lucha. Tres calvos para "Whiplash", una de las sorpresas de la temporada con un personaje que va directo a la Historia. Cuatro para "El gran hotel Budapest" y feliz porque por fin mi querido Desplat se lleva la estatuilla a casa (aunque particularmente me gustaba más su otro trabajo candidato en "The imitation game"). Y cuatro para "Birdman" lo mejor que hemos podido ver en años en una sala de cine. Hay que ver cómo están estos mejicanos y cómo está Iñárritu. Todo lo que toca lo convierte en oro en forma de nominación. A ver si al año que viene por fin con "The revenant" el que pilla cacho es Leo, su prota.

En cuanto a la gala, espectacular arranque con un número que me hizo recordar al mejor Billy Cristal. Luego Neil Patrick se desinfló y echamos de menos los selfies y las pizzas de la De Generes.

Abrazos con permiso de residencia

César Bardés dijo...

El momento Steve Carell estuvo bien y los calzoncillos de Neil...cositas...pero un tono general aburrido,sí.
Aprovecho la ocasión para comunicaros la catástrofe en la instalación de internet en casa. Va para unos días así que intentaré subir los artículos como pueda y contestaros
brevemente desde el móvil. Van a ser días difíciles. Disculpadme en todo caso.
Abrazos decepcionados.