jueves, 12 de noviembre de 2015

SPECTRE (2015), de Sam Mendes

James Bond siempre se ha mostrado como un asesino despiadado, frío, carente de escrúpulos, dispuesto a acabar con las vidas ajenas con la misma facilidad con la que un niño se come un chocolate. Sin remordimientos. Sin conciencias. Sin motivos personales. Sin embargo, es posible que, debajo de todo ese témpano de hielo, haya un hombre que se arrepiente de sus errores, que sabe que ha hecho sufrir a los que le han querido alguna vez, que cree que su destino es la soledad porque, poco a poco, todos los que le han apoyado van desapareciendo. Y es que hay amores que matan.
Lo cierto es que existe algún rincón dentro de ese alma de acero que se resiente porque sabe que no ha vivido, que a pesar de todos los lujos y mujeres que ha podido disfrutar, no hay nada dentro de él que haya construido algo aprovechable, ni siquiera los mil y un intentos por mantener la paz en contra de megalomaníacos dispuestos a acabar con el orden establecido apretando un botón. James Bond también tiene un corazón…solo que no lo muestra a nadie. Y ha llegado la hora de demostrar que lo tiene.
Todo formaba parte de una conspiración. Los malos de antaño, las mujeres importantes que le han sido arrebatadas, la tecnología que pronto hará inútil el oficio de espía…Los tiempos ya no son lo que eran y todos los rostros que han poblado sus aventuras se presentan como espectros que vuelven para ajustar cuentas con el carácter de Bond, James Bond. Un hombre que, ante todo y sobre todo, mató pero que también amó, luchó, perdió y nunca se fue.
Toda la película está bañada de un aire crepuscular. El director Sam Mendes ya ha dicho que no volverá a realizar otra entrega de la franquicia Bond. El actor Daniel Craig abandona el personaje y el olor a despedida es evidente. Bond ya está cansado y necesita un nuevo rostro. El super-espía tiene que cambiar. Y para eso se articula una última misión que tiene más que ver con la privacidad de Bond que con la amenaza de un villano cuyo nombre nos suena a clásico de los sesenta. Y Mendes consigue un raro equilibrio muy bien llevado, con una banda sonora de Thomas Newman realmente impresionante y con unos de los peores títulos de crédito de toda la serie. Las comparaciones con Skyfall son inevitables y aunque había hallazgos en aquella, en profundidad y ajuste es mejor ésta. Pero nadie lo reconocerá. Es lo que tiene seguir la corriente, que puede que termines perdiendo el alma que te hace reconocible y querido.

Basta con coger algún objeto querido, representativo de lo que ha sido siempre el más famoso agente secreto del cine y encaminarse al ocaso con una sonrisa de complicidad. En el fondo, hemos querido ser él en múltiples ocasiones aunque sabíamos que era ficción. Y, sin embargo, esta vez, dentro de lo que siempre esperamos, hemos descubierto su aligerado tormento y su seguridad fracasada. Sí, porque los héroes también tienen un pasado plagado de derrotas aunque James Bond sea el paradigma del triunfo, aunque conduzca los coches más increíbles, aunque conquiste a las mujeres más hermosas, aunque gane a los malvados más refinados. En el fondo, él sabe que si en su interior hay algo de piedad será porque es un hombre bueno.

10 comentarios:

dexter zgz dijo...

No tenía ni la más mínima intención de ver este nuevo Bond, pero leyéndote me surgen dudas. Y pensándolo bien sería como traicionar a Mendes al que le tengo un especial cariño desde siempre (solo se me ha escapado "Jarhead" de momento). Por cierto, que tenía entendido que Mendes tenía contrato para una tercera entrega, no sé si me puedes aclarar algo al respecto.

Y hay algo que también me tira de espaldas, como es el malo. He leído cosas mu malas del histrionismo de C. Waltz. Con lo que me gustaba a mí este hombre y en "Big Eyes" se me abrieron los ojos, nunca mejor dicho.


Abrazos agitados

César Bardés dijo...

A ver, con respecto a lo de Mendes. Es cierto que tenía firmada una película de Bond más pero es que "Spectre" iba a ser rodada en dos partes (explotando lo que hacen con "Los juegos del hambre" y demás). Mendes ha sido el primero en insistir en hacer una sola película y lo ha hecho así, así que el contrato no es válido. Él repite una y otra vez que no va a hacer otra ahora bien, todos sabemos que poderoso caballero es don Dinero y es cierto que Mendes no responde precisamente al perfil de un tío que se dedique a esto de forma estable. Yo creo que al abandonar Craig la franquicia, también lo hará Mendes. No sería de extrañar que la próxima entrega (tardará en ponerse en marcha) la haga algún director como Ben Affleck, o Christopher Nolan incluso.
El tema del malo. Qué duda cabe, Bardem ha sido un mejor malo. Y, desde luego, Mikkelsen también. Waltz está muy comedido, muy serio y el problema no es que sea mal actor. El problema es que le van los papeles con dobleces y los malos de Bond muy dobladillos no son. Se les ve venir desde que aparecen. No te quiero desvelar más pero tiene su sentido.
Ya te digo que a mí el inicio me parece el mejor de cuantos se han hecho con Bond. Los títulos de crédito, muy malos. La canción, mediocre. El resto de la película tiene sus altibajos (como todas las películas de Bond) pero tiene algo más de chicha para hincarle el diente. A mí, la verdad, "Skyfall" se me cayó un poco en cuanto llegan a la finca y se empieza a articular ese juego absurdo en medio del campo en plena noche y tal. Aquí, creo, hay un poco más de fuerza en todo. Ahora bien, me acaban de poner un mensaje de parte de un crítico de radio catalán diciendo que a él le gustó más "Skyfall" porque esta le parece Bond con un chute de anabolizantes. Pasen y elijan.
Abrazos removidos.

CARPET_WALLY dijo...

Bueno, pues yo no coincido tanto con lo expuesto. Si con el fondo efectivamente, con el aire crepuscular y con el olor a despedida, con el cierre ya no de una etapa sino de toda la franquicia. Que revivirá de otra forma, con otro formato, con otro actor, con otro color (da igual que sea negro...podemios llamar Bond a cualquiera, incluso a Timothy Dalton como decíamos hace poco), pero lo cierto es que Mendes ha querido echar el cierre definitivo, con tantas referencias al pasado y autohomenajes a la saga que la película supera al periodo Craig para llegar a connery y a Moore (la lucha en el tren con Baptista ¿no es copia de la de Moore contra Tiburón en "La espia que me amó"?.

Y cuidado Dex, porque lo mismo se me escapa algún spoiler sin pretenderlo.

En principio lo que me pareció es agotadoramente larga, la escena inicial de la que tanto se ha hablado es notable pero no me pareció tampoco sobresaliente. Y la negrura y la falta de humor de los últimos títulos de la serie (apenas aliviados por alguna salida de Q) la convierten en una pura contradicción. Bond es entretenimiento, es aventura y acción y aquí, a mi me parece que más que en otras ya no hay entretenimiento, ni aventura...hay acción pero ensamblada en una historia pretendidamente aleccionadora y envuelta con una espectacularidad que choca con el pretendido intimismo de lo que se cuenta.

No creo que Waltz esté mal, ni que abuse del histrionismo, al contrario creo que salvo algun momento espóradico está muy contenido. Aunque también es ciertio que no me parece tan temible, ni tan peligroso como teóricamente nos lo cuentan.

No es de recibo en esta saga que uno analice la coherencia de algunas de las escenas (tal y como se hace y nos quejamos en las espaciales) pero hay cosas tan sangrantes...esa espera en medio del desierto, ese cuartel general tan fácil de localizar como de destruir...

Hay oras que son un puro videojuego, tanto la fachada cayendo en Mejico como la busqueda de Lea Seydoux (que chica Bond tan poco especial) por el edificio abandonado parecen escenas de "Uncharted" un videojuego de Play Statión francamente memorable.

Y el final...una cosa es que 007 siempre se vaya con el ligue y otra es lo que pasa aquí.

Y por cierto, menuda mierda de MI6 reducida a M, Q, MoneyPenny y al tipo de los recados, ni siquiera aparece 009.

Profunda en su intención y superficial en todo lo demás. Mendes dice que no volvera a dirigir más pelis de la saga y yo creo que lo que le pasa es que se ha aburrido y que hay tanta cantidad de pasajes sin sentido (todo lo de la Belucci sobra, porque ni siquiera ella está arrebatadora ni creible) que parecía encantado de dar carpetazo a todo y esa era su única intención. De hecho si siquiera la habitual persecución en coche esta muy bien rodada, salvo las imagenes aereas de las orillas del Tiber.

A mi no me ha gustado mucho, ¿se nota?

Abrazos con pasado

César Bardés dijo...

Yo creo que es muy evidente la intención de Mendes de dar carpetazo al asunto (chiste fácil). A mí lo de la lucha en el tren me parece mucho más cercana a la que tiene Connery con Shaw en "Desde Rusia con amor" pero es una cuestión de opiniones.
Sigo diciendo que la secuencia inicial es muy buena (sobre todo a partir del derrumbamiento del edificio). Creo que es un acierto esa persecución en plena celebración del día de los muertos de Méjico con un escenario tan impresionante como la Plaza del Distrito Federal. Yo no aprecié que hubiera choque entre la espectacularidad (decepcionante sería si no hay espectacularidad en una película de Bond) y el pretendido intimismo de lo que se cuenta (un intimismo relativo, más enfocado hacia el interior de Bond) Por ejemplo, a mí me parece muy buena secuencia esa en la que se va encontrando los retratos de las personas que han sido importantes en su trayectoria.
Lo que no desprende Waltz es esa sensación de amenaza y eso es lo que es más reprochable. Es un malo inmaculadamente vestido, muy refinado que, por supuesto, comete el error de todos los malos de la serie Bond y es enrollarse con su método de acabar con el superagente.
Lo del cuartel general...bueno, teniendo en cuenta que Waltz está aliado con quien está aliado, que además el programa OO está siendo liquidado (algo que sí me parece un poco copiado de la serie de "Misión imposible") y que hay intereses que quieren que el malo triunfe, no me chirría. Me parece absolutamente normal y aceptable.
Lea Seydoux no me parece que esté del todo mal. Quizá le falta un puntito de mala leche que es lo que han tenido la mayoría de las chicas Bond. Creo que su aparición en el tren es francamente atractiva y con un vestido muy favorecedor.
Yo no creo que Bond se vaya con el ligue. Se va con el Aston Martin.
La secuencia de la persecución me parece bastante bien rodada, no le vi peros (quizá una cierta precipitación en algún momento) pero yo creo que está muy bien. Algún colega dice que "toda la película está en función de eso". Evidentemente, no la ha visto.
Totalmente de acuerdo en la prescindible aparición de la Bellucci, que no viene a cuento, no está especialmente atractiva y no aporta nada. Todo ese trozo de película podía haberse quedado perfectamente en la sala de montaje.
Quizá haya que decir el maravilloso trabajo de Thomas Newman con la banda sonora que confiere garra a muchas escenas.
Tendré que engancharme a los videojuegos para coger las referencias que, obviamente, me faltan.
El MI6 está en desaparición y los van a poner a todos de patitas en la calle. Solo Q, parece que está con el puesto asegurado. Los demás están en desgracia. Las oficinas están destruidas. El nuevo edificio ya no es para ellos.
Sigo creyendo que, en algunos aspectos (como ya he dicho en el artículo) es superior a "Skyfall". Me gusta que Bond tenga algo más de fondo. Y no se reduzca todo a un trauma infantil.
Abrazos al volante.

CARPET_WALLY dijo...

Bien, vale, te concedo que la escena inicial mejora a partir del derrumbamiento del edificio, que yo me refería al plano secuencia inicial que era el que según leí despertaba pasiones y no...a mi no. Lo de la Plaza del Zócalo o de la Constitución (que tiene ese nombre desde la Constitución de Cadiz) es impresionante si, pero relativamente mal resuelta que tan pronto está abarrotada como que tiene unos huecos inmensos como para que aterrice un helicoptero...por no hablar de que no hay ninguna avalancha de pácino y tal...pero vamos, que eso son cosas de las verosimilitudes en las que no vamos a entrar.
Yo si que creo que hay choque entre el espectaculo y el intimismo de la historia de Bond, precisamente esa escena del edifcio abandonado (si esas eran las antiguas oficinas que velocidad en la decrepitud, ni el edificio españa se ha deteriorado tanto en tan poco tiempo) es una de las chirriantes, porque reconociendote lo bien que está lo del reapso a las personas importantes para Bond pasamos de ahí al juego del escondite en un minuto (por cierto larguísimo y para mi gusto de tensión mal controlada).
Mmmm...¿lo del cuartel general de los malos en el desierto no te chirría?, a ver, no que exista, sino como lo encuentran, como llegan a él y como se destruye...pufff, he visto cosas mejores en alguna de Van Damme.

No digo que Lea esté mal o que no esté en alguna ocasión atractiva, pero ni tiene la edad, ni parece una chica Bond con fuerza que tras enfrentarse caiga rendida a los evidentes encantos del superagente (debe usar Axe fijo), ni cuela que a James le pueda gustar más que como una chica guapa a la que proteger. Además y ese es otro de los peros de este Bond, no hay fiesta carnal, que todo parace triste, apenado y hasta doloroso (incluido lo de la Belucci). Vamos que hay más alegría en el polvo de Javier Cámara en "Truman". ¿Recuerdas algún moemnto sonrisa de la Seydoux?, ¿Esa que conquistó a Owen Wilson y a muchos más en "Medianoche en París?

En cuanto a quien y como se va al final Bond, juré que intentaría no hacer spoiler y lo mantengo.

La persecución, disiento, está muy poco currada. Casi todas las escenas son del interior del coche salvo algún flash cuando se cruza algún súbito peligro que se suele resolver con otra imagen del interior con Craig dando un volantazo y lo siguiente es ver que el peligro ya ha pasado aunque no se sepa bien como, particularmente por las callejuelas romanas. También son impresionantes los derrapajes en la Plaza de San Pedro, eso si.

Y si lo del MI6 recuerda a Cruise y su troupe, sólo que aquí Ralph Fiennes parece algo más adecuado que Renner, aunque haya momentos en que se asemeje más al John Steed de "Los vengadores" aquella horrible película con Uma y Connery.

Hay una cosa curiosa que eso si que juega a la modernidad y no digo que sea malo. En la saga Bond siempre habíamos visto capítulos independientes hasta la llegada de Craig, desde entonces y como si de una serie tipo "Perdidos" se tratase necesitas haber visto las anteriores para comprender ciertos aspectos de la trama. Una continuidad que no sé si es necesaria, pero que funciona si te apetece hacer una sesión continua con las pelis de los últimos años.

Abrazos con reloj de pulsera.

César Bardés dijo...

Hombre, Carpet, los huecos de la Plaza del Zócalo son normales. La gente se dispersa, creo yo, si ve a un helicóptero haciendo esas cosas. Aunque te concedo que los hay muy valientes.
BUeno, lo de la avalancha de pánico, si nos ponemos así...tampoco es normal que explote como explota el laboratorio ¿no?
Yo es que creo que la escena del edificio es una escena de transición, una excusa para derrumbar ese edificio que, en realidad, se identifica con M-Judi Dench.
Pues no es que lo encuentren el centro de los malos sino que van a buscarlos. Eso también ha pasado en otras entregas de Bond y no nos ha parecido nada extraño. A ver, esto es Bond no es "Los mejores años de nuestra vida".
La que no tiene la edad es la Bellucci, que ya tiene los cincuenta largos. Lea Seydoux quizá sea una belleza demasiado frágil (aunque bien dura puede estar cuando quiere) pero no me parece que desentone demasiado con respecto a las chicas Bond anteriores de esta serie. Pero oye, eso puede ser que sea un gusto con respecto a las mujeres con lo cual nos estaríamos metiendo en otra guerra.
Pues yo vi perfectamente la persecución y también vi cómo salía de cada encrucijada. Las escenas interiores son perfectamente justificables porque, como novedad, se avanza en la trama mientras se están currando la persecución.
A ver, Ralph Fiennes no deja de ser un nuevo M y punto. Un tío que quizá haya pasado por algún equipo de campo y que se da cuenta de que los burócratas son los que realmente quieren acabar con todo. Ni me parece John Steed ni nada. Yo lo único que reprocho a todo esto es que se aproveche tan poco a un actor como él.
Abrazos sin peros.

CARPET_WALLY dijo...

jajaja, parecemos Mas y Rajoy, incapaces e ver Cataluña de una forma similar.

Venga, no hablo más del helicoptero, ni del cuartel general, ni de nada que me chirrie en la histioria porque ya avisé que no voy a discutir sobre veracidades o verosimilitudes y no quisiera que mis comentarios parecieran que lo hago y a la vista de tus respuestas veo que me explico mal. Que me refiero no a lo creible sino a lo poco currado que está para ser una peli Bond..pero así lo dejo.

Pufff, vale que lo del edficio pueda parecer una escena de transición para construir una espectaculaidad más con el derrumbe...de ahí a sacrle el significado oculto sobre el derrumbe del mundo de M-Dench...bueno pues los ojso del lobo ven más que los mios presbícicos (se dice así).

Ni Monica, ni Lea, gustos sobre féminas aparte...la Belucci pudo serlo hace años, y la Seydoux tiene 30, que lo he mirado, pero parece la hija de Daniel y sinceramente ¿crees que desprenden algo de química?...ni una mirada de deseo, ni una transpiración, ni un reojo...nada y lo que digo..."cuanto dolor se agolpa en mi costado que por doler me duele hasta el aliento"...vaya pareja gozandolo.

Claro que son justificables las escenas interiores, no hay persecución que se precie en la que nos las haya, por lo que dices y por mucho más, aumentan la tensión, y transmiten la emioción al espectador. Pero tampoco voy a polemizar más, repasaré en su momento esas escenas (o si Dex tiene a bien fijarse y que nos aclare) y tal vez yo no las vi (o no se me quedaron muy bien) como en realidad eran.

Bueno se aprovecha a Fiennes poco más o menos como a la Dench en todas salvo "Skyfall", no deja de ser M y punto, como dices, secundario de lujo. A mi si me da un poco el aire a Steed flemático británico extremadamente exquisito hasta para cargarse al malo (bueno, provocar su accidente). No le veo como agente de campo, más bien como un burócrata de la vieja escuela que ve que hay cosas de la nueva tenólogia que no pueden resolver determinados problemas. El que defiende la carta manuscrita frente al email. El que es capaz de decir: "te lo dije".

Yo creo que es una película, para resumir, que puede gustar mucho a los que son admiradores de esta etapa de la saga, que a modo del Batman de Nolan, ha decidido reinventar al mito y darle una profunda personalidad al personaje, una vida, un pasado, unos sentimientos...algo que no aparecía antes porque parecía en muchos casos un personaje de tebeo. Y si, en ese caso se puede apreciar una trayectoria vital y emocional que tiene cierto sentido, pero pese a la legión de fans de esta nueva visión a mi me aprece que se ha perdido demasiado en el camino y que ganando profundidad ha perdido humor y alegria, sarcasmo e ironia, ligereza y vitalidad...Aunuqe eso no tiene porque ser precisamente malo, sóloq ue a mi me gusta menos.

Abrazos tendiendo puentes

César Bardés dijo...

Lo que digo del edificio de Dench no es ninguna tontería. Es más, estoy seguro de que Fiennes continuará dentro de la saga. Yo creo que si ha sido agente de campo (ten en cuenta que no se maneja mal con un arma) aunque poco tiempo. Quizá no le gustara demasiado y por eso desprecia a los que se manejan en el asunto.
Ya te digo que no soy, para nada, admirador inconfeso de la saga de Bond. De hecho, de las mil y dos o trescientos títulos que pululan por casa, no hay ninguna de las 24 entregas. Sigo diciendo que Craig es el típico portero de discoteca ruso, chulo como ninguno, que no sonríe demasiado por nada, que está permanentemente cabreado y que, por tanto, mejor o peor, es un Bond diferente. Tampoco creo que los chistes y el humor en las otras entregas que ha protagonizado sea inolvidable como para echar de menos tales extremos, pero vale. Te veo más proclive al Bond de Roger Moore, que tenía mucho más de lo que dices (sarcasmo, ironía, ligereza, vitalidad, humor -aunque, a veces, los chistes eran tan fáciles que sonrojaban de vergüenza ajena). Y esto, sencillamente, es otra cosa. Ojo, no defiendo para nada la reinvención de la fórmula (yo estoy más cerca de Brosnan que de Craig) y lo único que he hecho ha sido defender "Spectre" en algunos aspectos que, en mi opinión, superan a "Skyfall" que siempre me ha parecido algo sobrevalorada a pesar de que estaba muy bien y también tiene sus virtudes. Quizá, y en eso puede que tengas algo de ventaja, yo soy mucho de dejarme arrastrar por las historias crepusculares y ésta lo es y veo algo de poesía en un Bond que no tiene nada de poético y de ahí mi opinión errada. No lo sé. En todo caso, no vamos a discutir por un Bond más o menos.
Abrazos desde la hélice.

CARPET_WALLY dijo...

Jamás osaría decir que algo de loq ue dices es una tonteria, sóloque me cuesta conferir un significado simbólico a algo que no me ha llegado en forma alguna.

Yo tampoco soy un bondiano a morir, ni mucho menos, quiza ni siquiera he visto las 24 (o alguna la tengo olvidadísima) yo y también prefiero a Brossnam que a Moore, aunque si es cierto que mi primer Bond fue el de Roger, porque el de Sean para mi llegó mucho después, que es el que me coincidió en mi etapa juvenil adolescente. Y si puede ser cierto que tenga en la canbeza esos chistes facilones de esa etpa, aunque ya no los había en exceso en el de Pierce y como digo me gusta más que este.

Lo de lo crepuscular también me atrae sobremanera, pero no me encaja en ciertos mitos , mucho menos cuanto que este adios no se me antoja definitivo ni mucho menos, pese a que no estén Sam ni Daniel.

Y claro que es mucho más que admitible "Spectre" como película, a mi tampoco me parece que "Skyfall" fuese la película definitiva del personaje (que eso si que lo he oido y leido), ni que fuera un películón del 15 (que también he oído que es una gran película por encima del sambenito de la saga). Ni una cosa ni otra , en mi opinión, ni aquella fue la mejor, ni eme parece una gran película independientemente del personaje que hay dentro. Si creo que es de las mejores, pero lastrada o apyada con lo peor y lo mejor de un personaje que en el fondo es una marca comercial.
Lo que yo digo es que "Spectre" no me parece demasiado buena, mejora algunas cosas de la anterior y en otras es bastante peor. Y creo, y esto sique es mi modesto sentir, que Mendes no debería de presumir de este título en su filmografia precisamente, pues no me gustan muchas cosas de las que cuenta ni de como las cuenta.
Y debatir siempre, discutir nunca.

Abrazos desde un avión en la nieve.

César Bardés dijo...

De Pierce Brosnan siempre me acordaré de aquel chiste que salía en "Goldeneye" (la mejor de cuantas hizos y con unos de los méjores títulos de crédito de toda la serie con uno de los mejores temas como el de Tina Turner) y que consistía en que la Famke Janssen quería llegar al sado-orgasmo estrujándole con sus piernas y no dejaba de decir: "Sí...sí...sí...". Bond se deshace de ella dándole un buen coscorrón en pleno baño turco y dejándola tumbada y contesta: "No...no...no..."
Yo acepto el tema crepuscular como forma de despedida de Craig y de Mendes. Para bien o para mal, han cambiado muchos de los conceptos de la saga y creo que tienen derecho. Además, no olvides que entre que se despide un Bond y viene el siguiente suele haber un parón de sus buenos cuatro o cinco años.
Bien dicho lo de que Bond es una marca comercial. Yo no hubiera podido definirlo mejor. Es una marca comercial que no hace más que vender otras marcas comerciales.
En definitiva, tu conclusión acerca de "Spectre" y de "Skyfall" es bastante cercana a la mía. Diferimos en los detalles. Mendes de hecho dice que sus amigos se ríen de él al dirigir tanto "Skyfall" como "Spectre" porque no le pega nada siendo un director de cierta ambición que, además, tiene las miras puestas en otros géneros que no son precisamente el de acción.
Debatamos, debatamos. Así me acerco más a lo que siente la gente.
Abrazos desde el desierto.