jueves, 24 de noviembre de 2016

LA LLEGADA (2016), de Denis Villeneuve

“Los límites de mi lenguaje son los límites de mi conocimiento”
Ludwig Wittgenstein


La mentalidad humana olvida casi siempre la variable tiempo. Y no es solo una medida de lo que transcurre entre un acontecimiento y otro. También es una dimensión indescifrable que no ha sido nunca incorporada al lenguaje. El ser humano no ha sido capaz de juntar una cosa y otra. Tal vez, en algún momento, alguien nos pida que lo hagamos porque puede convertirse en un instrumento de paz, o de progreso, o de salvación. No se trata de hacer hablar a los minutos, ni a las horas. Se trata de la misma percepción de un tiempo que se empeña, a cada instante, en recordarnos su condición circular. El tiempo no tiene principio, no tiene fin. Siempre está ahí tratando de ofrecer el segundo siguiente como parte de un pasado que bien puede ser futuro. Como parte de una intuición que tiene que expresarse en la memoria.
Quizá, en algún lugar del inacabable universo, haya una civilización que haya comprendido la circularidad del tiempo, la ausencia del presente como elemento útil. E incluso es posible que traten de ayudar al torpe ser humano a descifrar una serie de interrogantes por la sencilla razón de que, en algún momento, el favor puede ser devuelto. La felicidad y el dolor son pasados y futuros y no tienen por qué guardar ningún orden. La ira suele ser un producto del presente. Y nadie puede dialogar con la ira, no sirve de nada, es un estorbo, un desecho del mismo tiempo. Y en esa condición infinita del tiempo sin principio ni fin se halla la seguridad de que el ser humano es también infinitamente más fuerte siempre que cuente con el prójimo y de que, de forma casi inevitable, tropezará una y otra vez en los mismos errores que hacen de él un ser imperfecto, condenado a lo efímero, mero visitante de la sucesión de instantes que le toca vivir. Puede que el secreto del tiempo resida en aceptar la verdad de una vida ingrata porque, en ella, se encuentran los momentos más eternos de nuestra existencia.

El director Denis Villeneuve vuelve a dejar una sensación de interés con este relato de comunicación y confianza que rodea al espectador con inquietud y misterio. Para ello cuenta con una actriz enorme, acertada y viva como Amy Adams que, prácticamente, lleva el peso de toda la película. Y no cabe ninguna duda de que, cuando se enciendan las luces de la sala, habrá muchos desconcertados que encaminarán sus pasos hacia la incertidumbre porque no habrán asimilado lo que han visto sin darse cuenta de que han ampliado su lenguaje y, por tanto, su conocimiento. Villeneuve traduce el tiempo y lo coloca en medio de un laberinto de sensaciones ingrávidas y sinceras mientras otros muchos tratan de saltar a un túnel de perspectiva cambiante. Y quizá no se tenga el auténtico sentido del mensaje hasta que no se componga la frase completa, pero eso deberá ser traducido por el mismo público que, en muchas ocasiones, se niega a ser cómplice y se encierra en algo que es inherente a la condición del ser humano. Se llama miedo. Y por su culpa puede que nos perdamos la maravillosa sensación de existir, de ser, de amar, de ser amados, de vivir…aunque todo sea efímero.

11 comentarios:

dexter zgz dijo...

No sé qué decirte. A mí es una película que me gusta, pero no me atrapa ni me fascina. Y pienso que es una película hecha para atrapar y fascinar (de hecho con mucha gente lo ha conseguido). No, conmigo. Para empezar, esa fotografía tan oscura y tan sombría, vale que es acorde con esa atmósfera entre nostálgica e intimista que impone el relato, pero no deja de parecerme muy oscura y sombría. No tengo por lo demás mucho que objetar a la puesta en escena que despliega Villeneuve, empezando por el detalle de que los alienígenas no sean los típicos esmirriados de ojos rasgados. Nada que objetar a Amy Adams, enorme, pero se desaprovecha enormemente la presencia de un actor de la talla de Forrest Withaker, por ejemplo.

He oído a gente decir que si esta película no te ha gustado es que no la has entendido. Yo sí que la he entendido y de hecho el mensaje no es tan complejo. Y la veo más en la órbita de "Interstellar" que en la de Kubrick o Malick. Te hacen ver que la comunicación, el lenguaje (y por ende el entendimiento) es la clave de todo. No entiendo algunas resoluciones que toma Villeneuve y no estoy hablando del desenlace que en su contexto me resulta coherente. No entiendo por ejemplo las elipsis en el proceso de aprendizaje del lenguaje humano por parte de los extraterrestres. De acuerdo que la clave está al final, pero creo que está contada de una forma algo confusa. Fíjate que a mí hasta me recordó la de "El milagro de Anna Sullivan" por lo de enseñar y aprender un lenguaje sin apenas referencias, pero hay que reconocer que Arthur Penn lo contaba bastante mejor.

Abrazos en su tinta

César Bardés dijo...

Digamos que a mí es una película que me atrapa, pero no llega a la fascinación. Me parece que el intento es muy bueno, con mucha enjundia dentro y que Villeneuve demuestra, una vez más, que es un nombre a tener en cuenta a la altura de Paul Thomas Anderson o Joe Wright (jejeje). Estoy de acuerdo en que lo de sombría puede llegar a ser irritante porque da la sensación como que el director de fotografía se fue de vacaciones y se olvido de poner un par de focos en la escena. Tampoco creo que Whitaker quede desaprovechado y te diré por qué. Nuevamente tenemos al militar inflexible, recto, consciente de su deber que tanto hemos visto en otras películas. Pero te diré algo, el 90 % de los que van a ver esta película, estoy seguro de que creen que ese personaje es el que la va a liar y no. Compone un personaje que inflexible, recto, consciente de su deber pero es razonable, cabal, más o menos lo que se espera de un militar profesional que evalúa riesgos y actúa en consecuencia. Y me gusta cómo lo hace porque, al fin y al cabo, despista muchísimo.
Es muy curioso toda esa gente que dice que si no te ha gustado es que no la has entendido. Ese argumento lo he utilizado yo un par de veces para referirme a otras películas pero en este caso me parece de una prepotencia al estilo de Pablo Iglesias. Yo creo que las elipsis que dices que no entiendes son lógicas atendiendo a tres critérios.
El primero de ellos es que les quedaría una película muy larga, de hecho, ya lo es y algo hay que cortar. Tengamos en cuenta que Villeneuve, de forma muy inteligente, no nos muestra a los extraterrestres con claridad en ningún momento, ni tampoco quiere desvelar de qué van.
El segundo de ellos es pura lógica. Son bastante más avanzados que nosotros y, por tanto, es evidente que les cuesta mucho menos que a nosotros aprender un lenguaje "extranjero" aunque sí que hay una escena con Renner andando y el cartel detrás de "fulanito walks".
La tercera es que si un concepto tan resbaladizo como el tiempo es absolutamente distinto para ellos, es lógico que el lenguaje también lo sea. A mí me parece que esos dos conceptos son la base para toda la historia. Tiempo y lenguaje. Y se trata de entremezclar ambos a un nivel que el ser humano no ha llegado a descifrar. En ningún momento me parece confusa...casi, casi echo más de menos saber el procedimiento por el cual Amy Adams llega a descifrar sus ideogramas que se resuelve en que todo pasa por el ordenador, se tarda más o menos en estudiarlo y ya.
Muy bien traída la referencia con "El milagro de Anna Sullivan" pero hay algo que, creo yo, olvidas y es que no puedes hacer una película metiendo extraterrestres dentro con una cierta seriedad sin meter miedo en el cuerpo a la gente. Villeneuve, casi al mejor estilo Tourneur, lo hace sugiriendo todo el rato lo que puede pasar y de qué manera, la gente está en tensión. Por supuesto, hay muchos que salen decepcionados porque no es una película de terror y hasta me atrevería a decir que tampoco es de aventuras.
Ahora bien, la película tiene defectos, sí. Por ejemplo, se carga tanto, tanto, tanto el peso en el personaje de Amy Adams que el personaje de Renner se queda reducido prácticamente al de mero comparsa cuando, digamos, tiene un papel bastante importante.
Por otro lado, sí que hay una escena confusa y es lo de la fiesta con el chino diciéndole al oído a Amy no sé qué. Ella no se acuerda de nada...¿por qué? Es una escena mal contada y mal introducida porque, precisamente en ese instante, el espectador está juntando las piezas y, de repente, se mete esa escena, que se supone que es después, y se te llega a pasar por la cabeza que fue antes. Y además no creo que añada nada especial a la historia.
Yo creo que es una película muy buena, no es una obra maestra. Y sí, tienes razón, está mucho más cerca de Nolan que de Kubrick (mira que ha habido intentos ¿eh? Pues no, no acaban de igualar al tipo del Bronx).
Abrazos vocales.

CARPET_WALLY dijo...

Bueno, no pude ir a verla este fin de semana por pachuchez y ayer tuve también que desecharla por la presentación del libro de mi amigo. Lo intentaré este finde aunque Trueba y su reina tienen todas las papeletas. Lo malo de estos meses fin de año y preoscares es que se acumula el trabajo y uno no puede tirar de profesionalidad para decir que tiene que escribir la crítica de turno...Veremos como le hacemos el hueco. Lo que contáis de Amy (y ya sabéis que es una de mis actrices preferidas del momento) podría no ser suficiente, pero a lo que leo y pese a su posible efecto demasiado relajante en cinéfilos de gran altura, me parece que es imprescindible por inteligente y por lo que expone y quiere contar. Luego quizá sólo se lleve un 7 o menos, pero es de las que hay que ver para opinar.

Abrazos comuincativos

dexter zgz dijo...

Estamos de acuerdo en que Villenueve es uno de los tipos más interesantes del panorama actual, y no me lo compares ni en broma con PTA o con Wright. Ahí tienes mismamente a Jeff Nichols, que es un tipo también a tener en cuenta. Por cierto, que ayer estuve viendo "Midnight special" (he estado a punto de escribir "in Paris") que no solo comparte con "Arrival" género sino bastantes más cosas. Muy recomendable.

Pero hablando de Denis, yo de hecho le veo una carrera bastante ascendentes. Así como "Incendies" y Prsioners" no me llamaron mucho la atención, "Enemy" y sobre todo "Sicario" me dejaron ojiplático. Quizá por ello, esta película, destinada tal vez a ser algo más, me ha decpecionado. Yo entiendo lo de Renner, porque aparte de que me parece un actor que no le sabe sacar del todo partido a su físico (más que guapo me resulta atractivo) es el personaje "tapado" de la película. Y me callo porque voy a hacer un spoiler como la catedral de Burgos, pero también creo que es un fallo de Vileneuve desvelar ese final mucho antes de que acabe la película y luego volver a él intentando que te pille de sorpresas. Lo que si me parece un acierto es jugar al despiste con esos que han ido al cine esperando pirotecnia y efectos especiales y se han encontrado algo tan austero en este sentido. A mí me parece buena sin más. De siete.

Abrazos al revés

Suso Susillo dijo...

¡¡Buenas!!

Pues en mi caso, ando en una nube. Vista ayer, y tengo que decir que me gustó una barbaridad, sinceramente me quedé ensimismado, me recree, ¡aluciné!. Una auténtica sacudida la que me ha dado esta historia (y guión) de lo más interesante de la denominada ciencia ficción dura (¡bendita sea!).

Arriesgadísima, profunda conmovedora, enigmática, inteligente, lírica, apasionante… son algunos de los adjetivos que se me ocurren. Los flashbacks y el montaje están perfectos para el desarrollo de la historia, la forma y el fondo forman un todo. Y hablando de Nolan decir que, para mí, precisamente llega donde no llegó "Interstellar", y es a la hora de conmoverme.

Las referencias son múltiples y variadas (ya habéis nombrado muchas) desde ser la heredera “intelectual” de alguna forma de “Ultimátum a la Tierra” y pasando por otros pesos pesados como “Encuentros en la 3ª fase”, “2001” e incluso un film como “Contact”, a estas también les añadiría la propia peli de Nolan e incluso el episodio de "Para servir al hombre" de la estupenda serie de The Twilight zone.

Y en la película veo reflejado el cine de Malick (nombrado ya) y de que forma, y como muestra un botón, en su peli “El nuevo mundo”, el capitán John Smith al tiempo de estar en el nuevo mundo siente una sacudida, empieza a transformarse, debido al contacto con Pocahontas, con su lenguaje, con su cultura, con sus costumbres. Y aquí ocurre algo parecido, es una película que funciona perfectamente en esa transformación a través del contacto con la lengua extranjera, ¡¡y qué lengua!!.

Cierto, totalmente de acuerdo, el trabajo de Amy Adams me parece descomunal (¿optará por el Óscar o por qué la peli es de marcianitos no es algo serio?) y su trabajo se me antoja como piedra angular para darle ese empaque necesario a ese contraste de mundos, el exterior y el más intimista, donde ella se está de alguna forma “redescubriendo”. La BSO acertadísima y muy atmosférica y en cuanto a la fotografía para mí, sí que tiene su enjundia, ya que hablamos de una protagonista que está casi a oscuras, palpando más que viendo y esos instantes de incertidumbre, de ceguera quedan muy bien arropados con la misma, por no contar con el estupendo desenfoque de la profundidad del campo en muchas escenas reforzando esa sensación que lo que verdaderamente importante está ocurriendo en el interior de ella y por eso lo de "aislarla" del mundo de forma visual. Su prólogo como su epílogo me parecen tan tiernos como durísimos.

Estoy con César, en que no es una película para todos los paladares, me encanta pero no se la recomendaría a todos, y estoy seguro que habrá gente que se aburra lo suyo y al final se saldrá con cara de póker. Y al igual que César, la escena del chino me rechina un poco (parece sacada casi de "Origen" de Nolan) pero para mí no le quita su gran valor ni mucho menos.

Me gustaría decir más cosas y mejor dichas pero la verdad, la emoción y las ideas se barruntan en mi cabeza y es bastante difícil ordenarlas, y más a mí, ya que todavía sigo “abducido” por la peli. También es cierto que soy un enamorado del género así como de su director y eso a veces hace que pierda uno un poco la objetividad, pero aún así creo que la presente se lo merece.

En resumen, a mí me ha encantado.

Saludos con 7 patas. ;-)

César Bardés dijo...

A ver mi calificación es de un 8, no de un 7. Para mí la película es de notable alto y no de notable bajo. Me hallo entre Dex y Suso, ni tan abajo, ni tan entusiásticamente desbordante al visionar la película. Lo cierto es que tienes mucha razón, Dex, en la valoración de la filmografía de Villeneuve. Yo también salí impresionado de "Enemy" y de "Sicario", sobre todo de esta última (sí, sí, yo también pienso que "Sicario" es mejor que "La llegada").
Suso nos trae referencias muy interesantes, en especial ese episodio de "The twilight zone" (yo también tengo la serie completa aquí en casa) que, efectivamente, tiene más de un punto de contacto con esta película.
Sin duda, Amy se merece ya el Oscar. A la espera de ver cuáles son las nominadas, al menos eso, la nominación debería caerle que ya va siendo hora.
Lo cierto es que la BSO es, como bien dices, muy atmosférica y muy, muy impresionante con el uso de esos tonos graves destinados a meter miedo en el cuerpo. Johan Johansson se está revelando como un compositor extraordinario y espero grandes trabajos en el futuro.
Una de las cosas que más me llaman la atención de la película es todo el optimismo que destila porque al fin y al cabo, hay un mensaje muy intenso de que la vida, pase lo que pase, merece la pena de ser vivida, aunque haya dolor en ella. No es muy normal en las películas de ciencia-ficción con pretensiones.
Bien vista esa conexión entre esa escena del chino con Nolan, la verdad es que tienes toda la razón.
Ya digo que no es una obra maestra, la veo defectos, pero me parece una película importante, muy por encima de la media, con ambiciones y desarrollada con cierta clase.
Abrazos pulperos.

Suso Susillo dijo...

A mí la verdad es que me gusta todo de Dennis, y también salí impresionado de ver "Enemy". Es más en un momento dado de la película, el personaje de Amy tiene una visión de un heptádopo en una esquina del campamento del cuartel, juraría que es el mismo "tiro de cámara" que usa para el chocante plano final del octópodo en "Enemy" que nos dejó con cara de pasmado a más de uno al salir de la misma. ¿Una apreciación mía un tanto torcida? ¿Una autoreferencia o un reflejo del subsconciente de su cineasta? A saber.

Por cierto, arriba en la pregunta de los Oscar quise decir "porque" en vez de "por qué" y en vez de barruntar quise decir agolpar. Disculpas.

Saludacos.

CARPET_WALLY dijo...

Pues yo ya la vi por fin el sábado y puedo decir que ni una cosa ni otra, para mi un 7,5 muy bien ganado.

Puntos negativos: En alguna cosa coincido con varios de vosotros:

Poco valor al personaje de Renner que tiene una gran importancia en lo que se nos cuenta como resolución.
Fotografía algo sombría que yo creo que hace juego con la intención de la película pero se convierte en incomoda innecesariamente.

Y alguna otra cosa más:

Yo creo que el mensaje no es complejo, pero Villeneuve se empeña en darle complejidad como una forma de dar empaque a la película. En este sentido estoy con Dex cuando dice que hay quien comenta que si no gusta es porque no se comprende. Yo creo que el director tenía esa idea, cuanto más complicada más valorada.

Creo que nos hace algunas trampas durante la película de manera innecesaria y hasta injusta. Las imágenes iniciales forman parte de un juego con el tiempo que aun no tenemos en cuenta en ese momento del film y por tanto apuntan a la confusión. Hay un momento previo a la revelación de Amy en que Renner le pregunta que la pasa y ella contesta que ha soñado con su ex-marido, él le responde : "No sabía que habías estado casada" y ella contesta que si....Trampa, trampa.

De hecho la escena del chino a mi no me parece chirriante sino todo lo contrario, es la más clarificadora de todas (de hecho sin ella no se explica la película). Lo que si me parece es que esa resolución final es algo precipitada, tanto que complica la escena con mezcla de tiempos sin necesidad, ni siquiera como parte del momento de acción.

Si pienso como Dex que Withaker está también algo desaprovechado, tanta Amy (muy grande) eclipsa el resto de personajes, por mucho que componga un papel bastante importante en el fondo por su profesionalidad.

Y también creo que hay una elipsis muy importante, no en como los pulpos aprenden inglés...que esa es otra, si hay 12 y cada uno aprende un idioma...ejem. Sino en como los humanos aprenden pulpero y descifran los borrones de tinta. Algo de "eureka" no habría venido mal para saber como logran traducir esas cosas.

Bueno todo esto así a bote pronto que ando con un lío del carajo en el trabajo (que buena rima).

Abrazos circulares



César Bardés dijo...

Yo no creo que haya tanta trampa en esa secuencia que comentas dado que el tiempo no es un concepto lineal en la película, y es por ello que arranca como arranca y termina como termina. Más bien es algo circular, y no olvidemos que Amy Adams tiene un don.
Yo no creo que Villeneuve haya retorcido la película hasta hacerla complicada. Una dirección de una película, como decía Robert Duvall, no es más que una opinión y luego, naturalmente, está que puedas estar de acuerdo o no con esa opinión. Yo creo que por ahí van los tiros. Y yo tomo la película como una fábula sobre el entendimiento precisamente en unos tiempos en los que tendemos a no ponernos de acuerdo en nada.
Si consideras trampa la escena de Amy y Jeremy, no entiendo que no consideres trampa la escena con el chino puesto que ella, de eso, no se acuerda de nada. Nuevamente, el concepto resbaladizo del tiempo que planea sobre toda la película. Es más, yo creo que la historia va precisamente sobre eso, sobre traducir el tiempo. Así títulé mi artículo: "Traducir el tiempo".
El valor del personaje de Whitaker está precisamente en que es un profesional y lo compone con rigidez pero no con intolerancia. Es un tío bastante razonable, sobre todo si los demás le interpelan con el raciocinio como enseña.
Se supone que los pulpos aprenden el idioma de cada uno de los sitios en los que están ¿no? ¿O me he perdido algo?
En lo que estoy totalmente de acuerdo es en el aprendizaje del idioma pulpero, que se hace todo así como así y ya está. Mucho más "cantoso" que ese fallo que apunta Dex en la dirección contraria que es el aprendizaje del idioma humano, en este caso el inglés, sobre el que se pasa de puntillas.
Abrazos a la gallega.

CARPET_WALLY dijo...

Si, si , si en el fondo estoy de acuerdo.

Ayer, con las prisas empecé a enumerar los aspectos negativos y no los positivos, que yo creo que los tiene y muchos. De primeras que es una peli de ciencia ficción (por la temática) pero sin inundarnos con grandes efectos especiales o espectaculares escenas de acción que desvirtúan en muchos casos la propuesta del film.

La ciencia ficción como género tanto cinematográfico como literario pretende situar en un escenario imaginario acontecimientos que tienen visos de ser posibles y en general tratando elementos científicos o sociales para dar al conjunto un viso de realidad. Tan importante como el entorno suele ser la posible traslación de las situaciones y soluciones al momento actual y a la sociedad real contemporánea.

Aquí tenemos todo eso, la situación imaginaria en el momento presente, la relación y reacciones de los humanos actuales ante la coyuntura especial y finalmente la respuesta que es trasladable a cualquier momento del tiempo. Para Villeneuve la fábula tiene una moraleja y esa es la que quiere que trascienda, un "hablando se entiende la gente", la importancia de la colaboración global y no de respuestas individuales o de zonas concretas, un "la humanidad somos todos y sólo si dejamos de lado las desconfianzas, los secretos, los egoísmos (aunque sean conjuntos) lograremos crecer y aprender. Quizá el mensaje peque de buenismo pero no es baladí. No importa que no estemos de acuerdo con la respuesta (aunque en este caso yo si lo esté) lo importante es que tenga coherencia y sea justificable dentro de la narración. Y aquí lo es y mucho.

La presencia de Amy Adams magnifica la película porque la dota de mucha profundidad humana, de hecho carga con un peso enorme porque vemos todo el film desde sus ojos y eso deja al resto del elenco casi en meros comparsas de buen nivel. Es en ese aspecto donde me mostraba algo crítico, tanto Jenner como Whitaker componen bien sus personajes que tienen enjundia y valor pero la omnipresencia de Amy les eclipsa demasiado. Hay una perspectiva única de la situación, recordemos que salvo un par de momentos de grado menor (la duda de los militares que ponen la bomba y poco más) todo nos lo cuenta ella, no se nos plantean dudas o problemas de otros personajes (o se nos cuenta en off vía noticiero de televisión). Y esa perspectiva única, por mucho que el tiempo sea circular y no lineal, nos confunde (engaña) al utilizar respuestas donde no había preguntas. Y es precisamente el tema del don que tiene Amy y nadie más el que cierra la trampa.

Podemos comprender que ella aprende pulpero casi sin darse cuenta (como un aprendizaje de la lengua materna) y por tanto comienza a tener visiones de otros momentos temporales (a mi entender esa es la clave), pero en su cruce con el momento actual y sin ser consciente aun del "obsequio" extraterrestre hay algunas jugadas que son tramposas y la escena que os relataba sobre su separación es de las mas notables.

Con todo es una película bastante envolvente, casi mágica, que te deja un gran poso, te da para pensarla un buen rato y te fuerza a sentirte un poco más vivo. Creo que está muy bien contada (salvo esos pequeños lapsus comentados) y que fácilmente te envuelve con el ambiente y la música.

Abrazos lingüisticos

César Bardés dijo...

Bueno, pues salvo por algunas secuencias puntuales creo que estamos básicamente de acuerdo en todo (hablando se entiende la gente). Lo cierto es que es una propuesta muy válida, al nivel de "Interstellar" e, incluso, la supera atendiendo a criterios puramente cinematográficos y que requiere una cierta inteligencia por parte del espectador, algo a lo que no nos tiene muy acostumbrados el cine actual. ¿Me lo parece a mí o se ha subido un poquito el nivel en general? No mucho, no vayamos a tirar cohetes a estas alturas de la fiesta, pero, al menos, creo que hay unas ciertas ganas por hacer cosas atractivas y de cierto empaque. Otra cosa es que acierten o no.
Nominación para Amy ya. También otra cosa es que gane, que ojalá sea así porque la chica lo merece. No solo por su clase actuando, que es mucha, sino también por su saber estar.
Abrazos con Amy.