martes, 25 de noviembre de 2014

HEAT (1995), de Michael Mann



Rápido, Neil. Tienes que ser mejor y estar despierto. Los golpes que planeas son relámpagos en la frente de los policías. Llegáis, hacéis el trabajo y os largáis. Fácil y limpio. Sin más consideraciones. Quizá no sabes vivir de otra manera y, por eso, aunque en apariencia has dejado todo sin atar para que puedas abandonar al instante tu vida, sabes que eso no va a ocurrir. Por eso te detienes en lo que no debes. Por eso te gusta una chica que nunca pensaste que ibas a tener. Y lo peor de todo. Sientes una conexión con el hombre que te persigue.
Rápido, Vincent. Tienes que ser mejor y estar despierto. Has detenido a muchos y has invertido muchas horas en pararles los pies a los malos. Ahora, delante de ti, tienes a un profesional de primera clase, un tipo que sabe lo que hace y, lo que es más, en su terreno es tan bueno o mejor que tú en el tuyo. Quizá hay demasiadas distracciones en tu vida. Un matrimonio que no funciona como debería. Una niña a la que adoras y que, a pesar de tus constantes ocupaciones, compadeces porque se siente muy sola. La calle te espera con sus noches de diseño y la amargura está en tu rostro. Nadie te lo nota. Solo, tal vez, un hombre al que persigues. Un ladrón. Un tipo que solo mata si lo ve absolutamente necesario. Sientes una extraña conexión con él.
Esa conexión que Neil y Vincent sienten es la seguridad de que en otra vida, en otro tiempo, tal vez, esos dos hombres podrían haber sido hermanos.
Y eso quedará reflejado en sus rostros cuando ambos se encuentran en una cafetería de carretera, uno de esos sitios impersonales. Los dos se cuentan lo que sienten en apenas cinco minutos y también se echan a la cara la promesa de una muerte segura si ven que es necesario. Sin embargo, se miran con amistad como si, de verdad, hubiera habido algo entrañable entre ellos. Algo así como una simpatía íntima, una certeza cómplice, una verdad que solo ellos dos saben leer en el otro.
Mucho se ha escrito sobre una película en la que coincidieron dos actores de la talla de Al Pacino y Robert de Niro. Una leyenda circuló acerca de que ninguno de los dos quiso rodar ninguna escena con el otro. Y eso fue mentira. No solo porque años después rodaron una película, muy inferior a ésta, en la que compartieron más de una escena como Asesinato justo, sino porque hay imágenes de cómo se hizo esta película y se ve a los dos sentados en esa mesa de cafetería intentando encontrar el punto justo a ese encuentro que marca el momento álgido de una película diferente sobre policías y ladrones. Algunos años antes, cuando Al Pacino recibió el Premio del American Film Institute, Robert de Niro le envió un mensaje grabado que decía así. “Mucha gente dice que no somos amigos y tú y yo sabemos que sí lo somos. Soy muy afortunado por tener tu amistad y, no solo eso, sino que sabes que te admiro porque eres el actor más brillante de tu generación…si me exceptúas a mí, claro”.

Y así fue cómo se encontraron, cómo hicieron algo muy parecido a una película de acción de caracteres que, enfrentados por las circunstancias, consiguen ver en sus vidas algo parecido a un compañero. Algo que siempre es de agradecer.

9 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

A mi "Heat" me parece una gran película, muchos la reducen al duo De Niro-Pacino y es obvio que ambos hacen que el film alcance un nivel muy superior, pero como comentas en "Asesinato justo" están ambos dominan toda la película y sin embargo se queda en algo poco más que mediocre. Mucho se dice sobre que los grandes actores pueden mejorar una película pero no pueden conseguir hacer grande una película mala. "Asesinato justo" no es mala, pero le fata mucho para llegar aser buena y ni Bobby ni Al logran que alcance un nivel muy superior..
Sin embargo "Heat" en si misma es una muy buena película, a mi me lo parece. Un gran western como los que acostumbra a regalarnos de vez en cuando Mann ("Collateral", por ejemplo), con alguna escena especialmente impresionante como la del tiroteo del atraco, la descripción y presentación de los personajes, sus motivaciones y sus quiebros personales, incluso de los secundarios. Podría decir que para mi es la mejor uinterpretación de Val Kilmer un tipo que se suele pasar de rosca con frecuencia y hacerseme insufrible.

De hecho, hay momentos en que el supuesto pacto (no se si confirmado) en que tanto Pacino como De Niro debían tener el mismo núm,ero de minuttos y planos puede ser a veces el principal defecto de la película (defecto menor en cualquier caso) porque a veces la peripecia no profesional de Pacino es algo reiterativa, ya lo conocemos y sabemos cuales son sus problemas, mientras que la acción del otro lado de la ley nos resulata en algunos momentos infinitamente más atractiva.

Como he dicho a veces, hay pelis que las pilles en el momento que la pilles te impiden cambiar de canal, para mi "Heat" es una de ellas.

Abrazos calurosos

César Bardés dijo...

Pues estoy de acuerdo contigo,incluso en esa valoración que haces sobre la reiteración en el personaje de Pacino que va en detrimento del personaje y del duelo interpretativo porque, creo, aquí De Niro gana por varios cuerpos al bueno de Al.
Por lo demás, coincido en la escena del tiroteo, enorme, sin concesiones. Me encanta la escena que está vista a través de la pantalla de calor. En realidad, esa es la primera escena en la que los contendientes se ven, aunque sea a través de un objetivo. Fantástico el diseño de personajes, no solo de los protagonistas porque hasta un personaje muy secundario como el que hace Danny Trejo o el malísimo ROger Van Zandt interpretado por William Fitchner están muy bien desarrollados.
También de acuerdo en lo que dices sobre "Asesinato justo", dista mucho de ser buena aunque no llega a ser mala del todo aunque, eso sí, si esa es su valoración final es porque dentro tiene a Bobby y a Al porque llegan a ser Matt y Ben la película se cae a pedazos.
También de acuerdo en lo que expresas sobre Val Kilmer, un tipo habitualmente insoportable y del que Brando dijo que se creía que tenía tanto talento como ceros había en su cuenta corriente. No suelo estar de acuerdo con las cosas que decía Brando pero, en esta ocasión, me temo que tenía razón. Hace mucho que no se oye hablar del bueno de Val, desaparecido en combate y, me temo, que un poco fuera de línea.
Grande Tom Sizemore también, en un personaje más alocado, un segundón que nunca llegará a ser el primero y curiosísima la intervención de Jon Voight como el tipo que proporciona la información y los salvoconductos y que se intuye cómo aprecia el personaje de Robert de Niro aunque en ningún momento lo deje entrever. A veces, la ética se mueve por la estima.
Abrazos tiroteados.

dexter zgz dijo...

Vaya, siento discrepar en esta ocasión pero a mí "Heat" me ha parecido siempre muy sobrevalorada. Como Michael Mann en general. Rara vez logro empatizar con las historias que me cuenta. Por citar dos excepciones hablaría de "El dilema" que me parece su mejor película y "Collateral" que es un ejercicio de tensión que se deja ver aunque su final deja bastante que desear. Pero ni "Heat" ni "Ali" ni "El último mohicano" me convencen.

En cuanto al duelo Pacino-Bobby es un poco lo de a quién quieres más, a papá o a mamá. En su mejores tiempos los dos eran unos monstruos. De Niro impone con su sola presencia y Pacino deslumbra con su mirada. Hace poco descubrí "El espantapájaros" y su duelo con Hackman es espectacular.

Abazos monstruosos

César Bardés dijo...

Es verdad que hay una cierta tendencia a sobrevalorar a Michael Mann, un director que nunca me ha terminado de convencer, sin embargo, en esta ocasión me parece que hace una película muy buena, diferente, que huye un poco de esa "estética de neón" que tanto le gusta. "Collateral" me parece que es una película que está bien y ya está. "Alí" me parece muy desaprovechada, cierto. Y, lo siento, pero yo tampoco amo "El último mohicano" aunque la aguanto raspando.
Sigo diciendo que de Niro gana aquí, está más comedido, más sobrio (algo que no es fácil para él a la vista de hacia dónde suele ir) y, hay que reconocerlo, muy atractivo.
Pacino ha sido y es un gran actor. Cierto que su duelo con Hackman en un choque de trenes en "Espantapájaros" es espectacular. Además, lo que aún tiene más mérito, es un choque de trenes de dos actores que se han convertido en leyenda cuando aún estaban intentando hacerse un sitio en el negocio. Aún recuerdo la cartelera del tristemente célebre cine Bilbao de Madrid con el cartelón de "Espantapájaros" con un niño pasando por delante y preguntándose de qué iría esa película...
Abrazos infantiles.

Anónimo dijo...

Yo creo que hubo una corriente de postureo pre-hipster que criticó a "Heat" por el simple hecho de llamar la atención al "gran público" exclusivamente por el duelo interpretativo entre De Niro y Pacino, los dos mejor pagados de esa época. El resto de la peli les daba igual. Creo que algo parecido también ocurrió con otra policiaca que era "Copland", con Stallone.

No comprendí a esos críticos, y a mí me gustó bastante. Sí, con mucha menos edad, menos horas de cine vistas, y menos criterio. Por eso la volví a ver hace 3 o 4 años, y a pesar de no ser obra maestra, aguanta bien el paso de los años.

Para mí Val Kilmer justifica una carrera cinematográfica reguler con una obra maestra del humor absurdo como "Top secret". No es cool alabar a esta peli de los Zucker, pero a mí me encanta.

Abrazos a escala

Santi

César Bardés dijo...

Es que "Copland" con permiso de las mentes bienpensantes (que las hay y muchas) es una película muy a tener en cuenta por mucho que Stallone esté dentro. Es más, es una de las mejores que ha hecho el bueno de Sly.
Lo del postureo, bueno, eso está a la orden del día. Es como lo de criticar a Leo diCaprio porque es guapo (algo parecido a lo que le ocurrió a Newman en los 60). Efectivamente, yo creo que no es ninguna obra maestra pero es una película que está muy bien. Quizá no me creo demasiado la historia de amor de de Niro pero el resto me parece una película correctísima, con momentos álgidos y a dos actores que, no importa si están juntos a separados, dan lo mejor de sí mismos.
Hombre, justificar la carrera de Val Kilmer por "Top secret"...eso es como si me dijeras que Kareem Abdul Jabbar es un gran actor por "Aterriza como puedas". De acuerdo, es una película divertida, Kilmer se ríe mucho de sí mismo (ojo, aún no era ni de lejos una estrella) y pasas un buen rato pero de ahí a justificar toda una carrera que ha tenido más bajos que altos (porque alto, alto, lo que se dice alto, no ha tenido ninguno) va un trecho.
Abrazos con el culo apretao.

Anónimo dijo...

No me compares, César. Digo que Val Kilmer, y "Top secret" en general son demasiado buenas, vistas con ojos poco sesudos, como para que le perdone (o incluse me dé igual) el resto de la carrera de Kilmer. ¿Ha hecho ese actor más cine? Supongo. ¿Bueno? Ni idea. No creo que las haya visto, y si lo he hecho ni me acuerdo. Pero con "Top secret" me lo pasé tan bien... Viene a ser algo así con Bruce Campbell y "El ejército de las tinieblas". No sé si me explico.

Abrazos como Julito Iglesias

Santi

CARPET_WALLY dijo...

Bueno Val Kilmer con "Top secret" es como Cary Elwess con "la princesa prometida" siempre estará en nuestros corazones aunque no sea un actor muy a considerar. El problema de Val es que realmente él se cree un actor formidable y ha hecho una carrera basada en eso, hasta que desaparecido su juvenil atractivo le ha hecho casi desaparecer de la escena. Es una trayectoria contraria a la de Brad Pitt, por ejemplo, que partiendo de su cara guapa ha ido trabajando para ir consolidando su talento.

Yo no creo que Michael Mann esté demasiado sobrevalorado, de hecho quizá es de los que esté bastante ajustado en su consideración, pocos le tienen como un grande, pero muchos reconocen no pocos aciertos en sus películas auqneu haya que aceptar de forma generalizada que no suele redondear nunca una gran obra. Yo creo que la vez que más cerca estuvo de conseguirlo fue en este "Heat". A mi "El último Mohicano" me aburre considerablemente, "Collateral" me gusta mucho hasta que llegan sus últimos 20 minutos, "Ali" me deja bastante frio, "El dilema" me gusta pero sin pasión, creo que "Miami Vice" es un fiasco casi total y que "Enemigos públicos" alterna aciertos y desaciertos, tantos que convierte lo que pudo haber sido una buena peli en una experiencia más que decepcionante. Sin embargo, creo que hay bastante talento en ese hombre aunque no le salga ninguna película lo suficientemente redonda.

Abrazos en el aeropuerto

César Bardés dijo...

Vale, aclarado, Santi. No es que justifique su carrera, sino que se le recordará por ese papel, algo que a él seguro que ni se le ha pasado por la imaginación. Te has explicado mejor esta vez. Gracias.
Estoy de acuerdo contigo, Carpet. A Kilmer se le recordará por "Top secret" y a Elwes por "La princesa prometida" pero no se les recordará a ninguno de los dos por mucho más a pesar de haber sido dos actores que tenían todos los mimbres necesarios para triunfar.
Es cierto que Michael Mann no es un director como para condenar de buenas a primeras pero sí que hay un cierto sector (muy cercano a lo "friki") que tiene a encumbrarle haga lo que haga. Aún recuerdo cuando se estrenó "Enemigos públicos" y hubo gente que no dudó en decir que aquello era una obra maestra, la nueva película de "gángsters" del siglo XXI y demás tontadas. Tus valoraciones también coinciden bastante con las mías. "El dilema", que se me ha olvidado comentarla antes con Dex, pues sí está bien, pero como tú bien dices, sin demasiada pasión. Y yo estoy contigo en que su mejor película, hasta ahora, es "Heat". Es que el problema que tiene el tipo es el que apuntas: no tiene ninguna película redonda del todo. Apunta cosillas por ahí, por allá, incluso puede hacer alguna película que esté muy bien pero ya está y se intuye que es un hombre con capacidad para ir un poco más allá.
Por cierto, habría que destacar al Mann de "Hunter" la primera aparición en pantalla de Hannibal Lecter bajo el rostro de Brian Cox.
Abrazos hambrientos.