jueves, 25 de febrero de 2016

BROOKLYN /2015), de John Crowley

Nadie se va de su hogar porque quiere. En algún momento puede que el futuro se ausente y la grisácea rutina se apodere de la vida de tal manera que sea imposible vivir ahí. Siempre se sueña con algún paraíso en otro lugar, con otras costumbres, otras gentes. Y siempre, como una regla que no tiene excepción, se intentará que ese lugar sea lo más parecido al hogar de donde se partió. Se tratará de llevar una vida con las mismas rutinas, con gente que también es prisionera de la nostalgia, con la diferencia de un futuro que no tiene muchas ganas de volver a irse.
Y así, la pena empieza a devorar desde el mismo instante en que se pone el pie en tierra extraña. Todo suena a nuevo. Todo hace recordar que el elemento extraño es uno mismo. Aunque tengas a un conocido de un conocido de un conocido de tu familia cerca. Aunque los días se repitan monótonamente como una vieja melodía que se escuchó demasiadas veces en los largos días de lluvia. Lo importante es que esa nostalgia abrumadora no haga olvidar a la persona que hay dentro de cada uno de nosotros, porque ahí es donde perdemos la identidad, nos confundimos con la multitud y comenzamos a ser uno más.
No dejará de ser permanente la sensación de que la tierra donde uno nació es una cuerda que tira con fuerza en demasiadas ocasiones. Allí están todos los recuerdos y todos los cariños e, incluso, todas las obligaciones que aún quedan por realizar. Solo la amargura de la memoria reavivada será suficiente como para comprobar hasta qué punto se pueden torcer las sueños porque, al fin y al cabo, por mucho que se haya intentado hacer un nuevo hogar, la tierra de donde provenimos es el mejor sitio del mundo, el más apacible, el más cómodo, el más tierno y el más entrañable. Solo quien es torpe podrá tocar la tecla equivocada y entonces el sueño torcido se convierte en línea recta. El abrazo olvidado se transforma en cariño eterno y el futuro vuelve a estar ahí, dando forma a los sueños, dando vida al mañana.

Es raro encontrarse con una película que se deja ver con la suavidad de una mañana irlandesa y con el agrado de un ocaso americano. Saoirse Ronan pone belleza y muchísima verdad en su retrato de inmigrante que busca una vida, no necesariamente grande, que, al menos, ofrezca ilusión sin maldad. El dolor está ahí, en sus ojos de color mar irlandés. El remordimiento se dibuja en sus mejillas de arena y miel. La alegría se intuye en sus labios de llamada irresistible. Las frustraciones, los deseos, la rabia, el amor, la inseguridad…todo está ahí de forma sugerida dando forma a una gran mujer que sabe que es puro sentimiento pero también intuida fragilidad. Y nosotros nos enamoramos de ella, y comprendemos lo que siente, y la acompañamos en su viaje de ida y vuelta, creyendo que así, con nuestro apoyo, ella va a encontrar la verdad de su existencia. Lejos de viejas melodías irlandesas que recuerdan a tardes de lluvia observadas tras el cristal. La vida llama con fuerza a su puerta y ella no tiene otro remedio que abrirla porque si no, se va a formar un escándalo. Y no merece eso. Solo la felicidad tiene derecho a acariciar su rostro de vez en cuando. Y nosotros solo podemos observar ese sublime momento en el que todo encaja sin excusas.

11 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Bueno, este fin de semana pasado, pese a contar en mi caso con un día más, no he podido cumplir con vuestro ritmo y ni los Coen ni esta, veremos si logro repescar alguna este finde que viene, aunque mi prioridad es "La habitación" toda vez que yo no pude disfrutarla privilegiadamente ( o ilegalmente) como otros.

Me parece curioso, no obstante,(que no digo que sea equivocado) que valores por lo que leo bastante bien esta película y denostases "Carol". Ayer en la radio tanto C.B. (el otro) como Carlos Marañón (menos sopechoso) coincidían en que no entendían que esta película (aceptable, pero no notable)estuviera nominada y no estuviera la de Blanchet y Mara. El hecho de que ambos destacaran también muchos de los errores que yo percibí en "El renacido" y que para ti fueron virtudes, me hace pensar que el problema puedo empezar a ser yo y que me estoy acomodando al establishment, que empiezo a formar parte de la casta o que definitivamente se descubre lo que llevo 5 decadas tratando de ocultar...no tengo ni idea de cine.

En fin, tal vez merezca la pena darle una oportunidad a la Ronan, pero si veo a Brie y también quiero acercarme a Clooney, Brolin y cia va a tener que esperar.

Claro que todo esto son sólo presunciones que luego llegará la realidad y resulte que lo más cerca que esté del cine sea comprando el Fotogramas.

Abrazos envidiosos (que lo véis todo)

César Bardés dijo...

Vamos por partes.
Ésta también fue de reestreno (si cuando yo digo que llevo un mes y medio de locos, es por algo) y a mí me parece que es una película que está bien dirigida, con calma, quizá algo previsible pero con gusto. Saoirse Ronan, que nunca ha sido santo de mi devoción (recordemos "The lovely bones" o "Hannah") creo que está bastante bien aún dentro de que se desenvuelve en un papel muy angelical. Ella, si lo pensamos bien, es la chica perfecta. Es eficiente, limpia (un adjetivo que se decía mucho en aquellos años), educada, coherente...Y tiene que enfrentarse a un dilema que a mí, cuando menos, me parece interesante y que resulta ajustadamente resuelto por la misma fuerza de las circunstancias y de la idiosincrasia. Y creo (y eso es lo que para mí la coloca por encima de "Carol") que tiene algo de emoción. Que no debería haber entrado en la terna de las mejores películas, desde luego (especialmente si se vuelve a la fórmula, como está estudiando la Academia, de las cinco nominadas que soy especialmente partidario de ello porque se están colando como mejores películas del año títulos que serían impensables).
En cuanto a los que dices de Carlos Boyero y Carlos Marañón, chico, lo mismo tienen razón y el que tiene la razón eres tú. Generalmente, cuando todo el mundo dice algo es porque tiene razón aunque yo no esté especialmente de acuerdo con eso. Si todo el mundo le ve defectos a "El renacido" y le parece que "Carol" es una gran película (el otro día volví a tener una discusión con alguien muy cercano con respecto a ella y sabe mucho, pero mucho, de cine) pues cojonudo. Eso no hará, en ningún caso, que yo cambie de opinión. Pero tampoco quiere decir, ni mucho menos, que yo piense que estoy en posesión de la razón.
Lo que está claro es que ha sido un año lleno de melodramas y puede que eso a mí me condicione porque ya os he dicho muchas veces que, de todos los géneros, el melodrama es el que más me cuesta tragar. A veces lo trago con algo de cerveza y a veces no pasa ni con ácido.
Yo creo que la elección de Ronan es acertada, sí me creo que esa chica tiene 21 años, entre otras cosas porque sus conductas están ya muy centradas y creo que hace un buen trabajo aquí, una nominación merecida (de hecho, esa persona con la que discutí hace un par de días acerca de "Carol" apuesta por la Ronan para la mejor actriz).
Abrazos emigrantes.

dexter zgz dijo...

No me digáis cómo y flageladme si os place pero esta también la vi. Y yo ya digo que esta semana me quito el parche, y añadiré de todas formas que si todo el mundo pasase por taquilla como aquí el menda otro gallo cantaría (esta semana mismamente dos veces para ver a Brolin y cia y a Ryan Reynolds con capucha roja y estoy pensando aceptar la invitación para una tercera y revisar "El renacido" por ver si me paso al lado oscuro con CB).

Y dicho esto, pues como dices me parece una película bonita y agradable. Hace 30 años estaríamos hablando incluso de una de las favoritas, por encima incluso de "Carol". Pero las modas y las tendencias cambian. Hoy "Brooklin no tiene perfil de ganadora (como tampoco lo tiene "Carol" por mucha transgresión y bla,bla). En cambio "La gran apuesta" hasta se lleva guión y todo. En fin, qué cosas.

Pues lo dicho, una peli agradable. Quizá ofrece una visión demasiado idílica de la inmigración. Y eso personalmente fue lo que más me irritó. Y luego un problema personal con Ronan que no me transmite mucho. No sé, esos ojos tan cristalinos, siempre pienso que hay muy poca expresividad en esa mirada. Y a mí si que me da esa sensación de que da un perfil más joven y más niña que el personaje que interpreta (a pesar de que encaja en la edad). Lo veo un parecido al Gael de hace unos años que siempre semejaba más joven que el papel que hacía.

Abrazos ilegales

César Bardés dijo...

No solo "Brooklyn" o "Carol" no están dentro del perfil de mejores películas del año en una gala de los Oscars, "Mad Max", por mucho que digan los frikis de turno, tampoco. Y "La gran apuesta" se va a llevar el guión, y si no, al tiempo.
De la visión idílica de la inmigración...no sé yo. Solo es la contraposición de alguien que tiene que adaptarse con gente que ya está adaptada y que parecen felices y contentas pero que, en el fondo, tienen tanta nostalgia de su tierra como ella. Yo sí he sido emigrante y sé lo que es eso, y no nos fuimos con una mano adelante y otra detrás. Fuimos como lo que siempre éramos, una familia de clase media que intentó adaptarse a otro país y los españoles que estaban allí también parecían muy felices y habían hecho mucho dinero y era todo de la leche (algunos vivían realmente bien) pero echaban su tierra de menos tanto como nosotros. El problema es que nosotros nos volvimos y encontramos agarraderas. Si ellos hubieran vuelto...no las hubieran encontrado. Tal vez por eso "Brooklyn" se me acerca un poquito más.
Abrazos verdes.

CARPET_WALLY dijo...

A mi la Ronan tampoco me hace mucha gracia, recordadla en esa película que tanto le gusta a C.B. de ese director tan poco valorado: "Expiación".

Bueno, vamos a ver lo de que las modas y las tendencias cambian es más que evidente, no sé "Brooklin", pero tanto "Carol" como "El puente de los espias" me parece un tipo de película mucho más que oscarizable, pero claro si resulta que "Mad Max" es una de las mejores pelis del año, o que Stallone puede ser mejor actor, o que Jason Leigth se merece la nominación por "los odiosos ocho"...en fin, otro mundo.

Y he de decir que aunque francamente improbable, y sin ver a la Larson aun, ni a esta...creo que Yenni podría hasta competir con merecimiento.

Cosa de modas.

Abrazos clásicorros

dexter zgz dijo...

A mí me sorprendió de hecho esa visión. No sé si la palabra es "idílica", y en cualquier caso es sorprendente que, lo que hablamos, dada la tendencia del cine actual, el retrato no sea tan cruel. No te digo yo que sea como en "El Padrino", pero vaya, yo observo que, salvado el tema de la morriña, a la chica no le va mal en su adaptación, y no sé si alguien en su situación lo tendría tan fácil en su momento. Pienso en su relación con la casera y con las inquilinas que a pesar de un amago de hostilidad al principio es bastante cordial. O con el cura, por cierto Jim Broadbent no ha sido nominado, y debería estar nominado todos los años a los Oscars.

Ojalá, vuelvan los tiempos de las cinco nominadas. A fin de cuentas, si la Academia nominaba en sus buenos tiempos diez y redujo las candidatas a la mitad, por algo sería. Se están colando muchas tonterías estos años, y si ya antes entre las cinco había algún relleno ahora no digamos. Si lo piensas es hasta absurdo. Y resta emoción. Con contadas excepciones, las cinco películas solían coincidir - no siempre, repito- con los cinco directores. Y hoy el hecho de que "El puente de los espías haya entrado en peli, pero Spielberg no lo ha hecho en dirección da que pensar ¿no? (yo el Oscar por cierto se lo daba a los dos, a la peli y al tito Steven).

Abrazos transatlánticos

César Bardés dijo...

"El puente de los espías" hubiera ganado en cualquier año normal. Es la mejor película, desde luego y, por supuesto, la nominación para Steven Spielberg sería merecidísima (mucho más por ejemplo, que la tontería de nominar a George Miller porque con blablabla años hace una película como "Mad Max"). Es cierto que Jim Broadbent está fantástico, como también lo está Julie Walters como la patrona, una gozada el tiempo en que los dos están en escena.
Sí es posible que la Jenny, esta vez sí, compita con merecimiento aunque no va a ganar, sospecho. Va a ser un año raro porque, según ha corrido el tiempo. las cosas estaban muy claras y luego se ha ido difuminando todo, como que ya no está tan claro salvo un par de estatuillas (estoy hablando de los Oscars principales) que parecen muy claras.
Lo de nominar a la película y no la dirección o dar un premio distinto en cada una de las categorías es algo que nunca he entendido ni siquiera en los tiempos de las cinco nominadas. Recordemos "Shakespeare in love" dando el premio a la dirección a Steven Spielberg por "Salvar al soldado Ryan" o ya no digamos la tontería mayúscula de darle el premio a "Argo" y no nominar, siquiera, a Ben Affleck como director. De todas formas, os diré algo. Desde que le dieron el premio a la mejor película y al mejor director a "Doce años de esclavitud" ya me creo cualquier cosa.
Abrazos con estofado.

dexter zgz dijo...

Vas a colgar un post de los Oscars mañana como el año pasado o nos metemos de lleno ya hoy?

Lo de Afleck siempre se habló de que era una "vendetta" por el Oscar de guión y la polémica con "El indomable Will Hunting". Yo a lo de Miller le veo cierto mérito, no ya por el tema de la edad, sino por lo de reinventar el universo "Mad Max" y ponerlo patas arriba con una peli que es pura locura y puro frenesí (cierto que palidece para mí ante el trabajo de Steven). Y lo de que al final las cinco pelis no coincidan con los cinco directores, pues también tiene su lógica porque la Academia no vota como un solo hombre, y al final 2 + 2 siempre son 4.

Abrazos matemáticos

César Bardés dijo...

Mañana pondré el artículo que desvela cuán analfabeto soy.
Si lo de Affleck hubiera sido una "vendetta"...¿qué hace Matt Damon nominado por "Marte"? No acabo yo de entenderlo.
No dudo que Miller tenga cierto mérito, lo que no me cuadra ni para atrás es que esté nominado al mejor director por una película que se llama "Mad Max" y el protagonista sea una tía llamada Furiosa, que trata simplemente de un viajecito que consiste en ir y volver sin ningún objetivo concreto y que al final, de lo que se trata, es de hacer la mayor cantidad de destrozos posible. Y aún hay algunos que consideran que es la película del año.
En cuanto a lo de los votos, tienes toda la razón, la Academia no vota como un solo hombre y al final puede no salir lo mismo. Y más teniendo en cuenta que las nominaciones en sí se votan como se votan (directores a directores, actores a actores, productores a película) y que luego, cuando ya ganan, es ahí donde se produce el caos porque si la película es la mejor del año...es evidente que es la mejor dirigida...amos, lo digo con toda la humildad.
Abrazos desde la segunda base.

CARPET_WALLY dijo...

bueno, de esas ha habido unas cuantas, recordad tambien que se lo dieron a la Bigelow hace nada por "En tierra hostil" que también ganó el premio a la mejor película y que sin ser mala está hoy justamente olvidada ( al menos a ese nivel). ese año dejaron fuera a Cameron y "Avatar" que sin ser de mi devoción era una película mucho más importante, aunque yo se lo hubiera dado a "Up" (romántico que es uno). o peor aun, Benton y "Kramer contra Kramer" el año de "Apocalipsis Now" y Coppola

y sin embargo, a veces acasi agradeces que se lo den a otro, yo jamás le habría dao el Oscar a "Gladiator", pero me pareció bien que dejaran sin el premio a Scott y se lo dieran a Soderbergh. E incluso algo tan injusto como no darselo al tito Francis por "El padrino", se aceptaba porque el Bob Fosse de "Cabaret" también era merecidismo.

Es decir, és casi seguro que la mejor película debe tener a un gran director, quizá el mejor, pero a veces hay un gran director que lo merece y se encuentra con una gran película que le bloquea...no sé si me explico bien, esto de la edad es muy malo. Pero por ejemplo, suponiendo y es mucho suponer, que "El mayor espextaculo del mundo" fuera mejor película que "El hombre tranquilo" (jejeje, no soy nadie poniendo ejemplos), es evidente que la dierección de Ford en la segunda lo mereciia más que D Mille en la primera. Ale, para que luego digais que no hago trampas.

Abrazos de trilero

César Bardés dijo...

Es que, hablando de películas con perfil de Oscar, "Avatar" tenía muchísimo más perfil de Oscar que "En tierra hostil". Lo de "Apocalypse now"...bufff...sin duda, mucho mejor película que "Kramer contra Kramer" pero jugaba tremendamente en su contra el habérselo dado a "El cazador" prácticamente el año anterior. Recordemos que la siguiente película de Vietnam premiada como mejor película fue "Platoon" y estamos hablando ya de finales de los ochenta.
Yo nunca habría premiado a "Gladiator" como mejor película ni a Russell Crowe como mejor actor. "Traffic" tampoco es como para que mereciera tanto el premio pero creo que es mejor que "Gladiator" (si hay algún friki por aquí nos van a golpear con las sartenes) y además tiene dentro a un imponente Benicio del Toro que, sigo diciendo, es uno de los grandes olvidados de este año porque la interpretación que hace en "Sicario" es francamente extraordinaria (de hecho, en los BAFTA estaba nominado). Lo de "El padrino" y "Cabaret"...joer...es que vaya año...y sin embargo la ganadora a la mejor película solo se llevó tres y la ganadora del mejor director se llevó ocho...una cosa rarísima.
Lo del truco ha estado bien, bien razonado, bien expuesto, bien colocadito sin flecos en los bordes...pero no va a colar.
Abrazos del calvo.